D-Link, de la mano de su Partner Berkano, hace balance de la iniciativa europea WiFi4EU, con instalaciones en 28 municipios

D-Link, líder global en soluciones de comunicaciones de red, conectividad y videovigilancia, ha hecho un repaso de la iniciativa del programa europeo WiFi4EU con el ejemplo de lo conseguido conjuntamente con su partner Berkano, certificado Gold dentro del programa de canal de D-Link Value in Partnership+ (VIP+). En total, conforman un caso de éxito con 28 municipios que han podido aprovechar las ayudas europeas para instalar zonas de WiFi público.

¡Extiende la temporada de barbacoas mientras devolo extiende la señal Wi-Fi!

La barbacoa se disfruta mucho más con una buena playlist o un emocionante partido de fútbol en una pantalla grande. ¿O te apetece sacar algunas fotos rápidas de las delicias que has preparado y publicarlas en las redes sociales? Si no quieres consumir una gran cantidad de datos móviles mientras lo haces, necesitas una conexión Wi-Fi rápida y estable. Sin embargo, estas conexiones no se encuentran a menudo al aire libre, porque el router de tu hogar generalmente no es lo suficientemente potente como para proporcionar Wi-Fi en todas las partes del interior de la casa o en el jardín exterior.

El político en la era digital: entre el insulto y la descalificación. Por Marcos Roitman Rosenmann

Las formas sobre las cuales se construyó el campo de lo político se reorienta hacia el mercado del mundo digital. La llamada sociedad del espectáculo se extiende y adhiere a nuevas formas de comunicación. Twitter, Instagram, Facebook son el medio para trasmitir mensajes, la mayoría de las veces, insultos y amenazas. Los adjetivos se quedan cortos. En el ámbito político, sus representantes se digitalizan. Se comunican vía plataformas digitales, siendo prisioneros de las redes. Más que votantes, tienen seguidores en tiempo real que esperan los comentarios de su influencer. Presidentes de gobierno, diputados, senadores, alcaldes, no descansan. De día o de noche, la hora no es relevante, envían su Twitter, opinando sobre lo humano y lo divino. Ni límites ni reglas, todo vale. Desde construir falsas noticias hasta la difamación. Unos y otros se ensalzan en rifirrafes sin fronteras. Habituados a estas conductas digitales, los debates en las instituciones siguen el mismo camino. Gritan, gesticulan, abuchean, aplauden, patean, se interrumpen, hacen cortes de mangas, provocan hasta la extenuación.