La cosecha del coqueteo.

Publicado por Alma

Directivos de “medios independientes” en Washington DC, enero 2015. En la cabeza de la mesa Phil Peters (según Ted Henken es quien le presentó a Yoani Sánchez), a sus lados Lenier González, Roberto Veiga, Julio César Guanche, María Isabel lfonso, Arturo López Levy ( (Cuba Posible) Elaine Díaz (Periodismo de Barrio), Harold Cárdenas (El Toque, La Joven Cuba) Hugo Cancio (On Cuba)

Por  

La Joven Cuba y Cuba Posible 2015 -2018: Del brindis al trago amargo.

Desde finales del 2016 ante el trabajo evidentemente contrarrevolucionario que venía haciendo Cuba Posible– un proyecto armado con financiamiento norteamericano- señalé a los demás integrantes que La Joven Cuba tenía el deber de combatir a la neo contrarrevolución. Las discusiones internas para que LJC asumiera su función revolucionara en la batalla de ideas que se comenzaba a dar en Internet fueron intensas, pues esto chocaba con la posición de su editor principal, aun cuando por mayoría estábamos de acuerdo en que se debía combatir.

Para ese entonces, aunque yo lo desconocía -y considero que los demás integrantes también-, el proyecto había sido puesto al servicio de la estrategia del gobierno de Barack Obama de crear un circuito de medios de comunicación digitales que respondiera a las intenciones de ¨obtención de resultados por otros métodos¨ respecto a la Revolución Cubana. Durante la participación de su editor principal en varios eventos organizados para esto en Estados Unidos y Europa se articularon los vínculos con otros medios digitales, también reclutados por ser ya existentes como LJC o creados especialmente como Cuba Posible. Todo parecía irles viento en popa y fotos con rostros sonrientes quedaron como recuerdo.  

Las intenciones de su editor principal de cumplir con los compromisos contraídos y poner a La Joven Cuba al servicio de la neo contrarrevolución, de lo que dependían sus planes personales y perspectivas de vida- que finalmente cuajaron con la recompensa  de una beca en la Universidad de Columbia-,  llevó a una fuerte ruptura interna entre sus integrantes.