ALGORITMOS ESTABLECIDOS PARA DESPLAZAR LA CONSTITUCION

Politica-MorfarseElMundo-0001Fuente: Technocracy News

Tiempo de lectura: 10 min

Comienzo del artículo.

ALGORITMOS ESTABLECIDOS PARA DESPLAZAR LA CONSTITUCIÓN.

Hay algo que no está bien.
Antes se destacaba la conducta del trabajo, hoy, lo burdo es festejado con clamor.
Había conductas, valores, principios; hoy, si no te gustan mis ideas, tengo otras, a ver si acordamos o negociamos.
Antes se daban órdenes y se cumplían, hoy se empuja a la negociación y se niega la jerarquía.

Lo que estaba en el fondo, pasó a flotar, exhibiendo su putrefacta esencia, había ideas, hoy slogans, refranes y MUCHA pero MUCHA MENTIRA.

Se habla de participación, inclusión y otras bobadas y si no acordás (hocicás) como la mayoría, te quedás en el andén, te dejan, no te abren la puerta y se van riendo, no sos un muerto, sos un NO VIVO.

Los pagos con plástico dan más descuento que el efectivo y un banco, que vive de TU DINERO puede llegar a plantearte que tus movimientos en moneda son numerosos, que mejor lo hagas por cajero o con traspaso de cuentas, con lo que ellos solo mueven números generados por algoritmos en vez del camión de caudales con guardias.

Es más fácil de esa forma ocultar las cosas si fuera necesario.

Pero hay algo que se viene que es MUY PREOCUPANTE, SATÍRICO, NEFASTO, ABUSIVO, TRAIDOR E, por sobre todas las cosas, IMPARABLE.

SORPRENDENTEMENTE SEÑALA QUE LA SOCIEDAD SE RIGE CADA VEZ MÁS POR ALGORITMOS EN LUGAR DE POR EL ESTADO DE DERECHO Y LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS EN VIRTUD DE LA CONSTITUCIÓN. LOS CIUDADANOS DEBEN DETENER ESTO ANTES DE QUE ESTÉ TOTALMENTE INTEGRADO EN NUESTRA SOCIEDAD.

Es sábado por la mañana y me gusta levantarme temprano, así que configuré la alarma de mi celular para que me despertara a las cinco de la mañana. (mi ISP ahora sabe a qué hora desperté).

Tomo el celular y me dirijo a la cocina, enciendo la cafetera (que por conexión inalámbrica informa a varios otros electrodomésticos de cocina, al asistente inteligente de casa basado en voz y a mi celular). Abro el refrigerador, el cual envía una señal a otros electrodomésticos de cocina y a mi celular, tomo algunos artículos; yogurt, jugo de naranja, agua gasificada, y otros. Cuando cierro la puerta del refrigerador, la señal de RFID en los paquetes que saqué es leída por él para que sepa qué se retiró y a qué hora.

Ahora los fabricante de mis dispositivos saben, con casi certeza, quién estaba hurgando en la heladera y lo que sacaron. (Ok, creo que entiendes el “desayuno en la nueva era”, así que sigamos).

Voy a mi armario y agarro unos jeans azules con un cinturón de botones (tengo las piernas muy peludas para usar polleras). Cada uno tiene una RFID de la tienda minorista que compré, al igual que, por ejemplo el tintorero o la lavandería, que colocaron un código de barras RFID muy pequeño en cada prenda con fines de seguimiento.

Las señales son rastreadas por mi celular, señales wifi, electrodomésticos de cocina, etc. Los electrodomésticos de cocina todavía me están husmeando para que puedan vender mi información de seguimiento de actividad a otros minoristas. Parece que si compraste un microondas, deberías obtener un gran descuento si te informaban ofrecer una opción de permiso de espiar.

Parece que cada cosa que compro, con MI dinero ganado con esfuerzo, ahora está haciendo dinero. PERO YO DIVAGO. De todos modos, me dirijo a las cocheras y cada puerta tiene un sensor de seguridad de mi hogar. Pueden rastrear cada puerta que se abre con sistema infrarrojo. Me rastrea a través de las aberturas de las puertas que van al garage y el sensor de movimiento me sigue impiadoso.

Abro mi caja fuerte, agarro mi arma (el chumbo, la máquina, la matraca, la herramienta, el hacedor de viudas) y me dirijo a mi vehículo.

Me acompaña el refrigerador, el microondas, la cafetera, las puertas y los sensores de movimiento, mi celular, el asistente de voz casero y muchas otras cosas que ahora me siguen, se ponen en comunión con mi automóvil, ahora estamos todos juntos, unidos, enlazados, comunicados, en red.

La parte de manos libres de mi sistema de entretenimiento en el auto, me reconoce a mí y a mi voz. La “machina” arranca y la pequeña caja negra, GPS, sistema telefónico, están sobre mí como un sabueso. Me siguen hasta cada lugar al que voy, cada cámara de señal de tráfico y cada luz en la que me detengo. Cada canción que escucho, ya sea triste o optimista, se archiva y registra como historial de cada usuario. Paso cerca de empresas y todos mis datos se comparten con ellos y con sus propias cámaras de seguridad.

Es como viajar en un camioncito de pueblo que oficia de propaladora de la radio zonal, con la diferencia que lo que revolea son mis datos: identidad, actividad, sexo, edad, preferencias y miles de cosas más, inclusive mi historia clínica, me animaría a decir, por si alguna fémina busca un varón hetero y sano, como antaño.

Sin embargo, aquí estoy pensando que nadie sabe dónde estoy, a dónde voy, qué estoy escuchando, qué estoy pensando o qué estoy a punto de hacer. Un tarambana total, sin una idea porque carezco de las sugerencias de los sistemas en línea que no he activado y adormecido por el confort y el facilismo.

Realmente estaba disfrutando mi fin de semana y esperaba pasar tiempo de calidad con mi esposa e hijos.

¡ JAJAJA, TIEMPO DE CALIDAD ! Vaga referencia para describir momentos en los cuales, cercanos a la contemplación, creemos que estamos bañando con amor y sabiduría, mundanas y simplonas conductas que en otros tiempos eran comunes en un hogar y hoy hay que “programarlas”.

La semana que finaliza fue estresante, necesito un tiempo de distracción relajante, porque ahora estamos flojitos en el umbral de tolerancia y cualquier estupidez nos hace estallar los tapones, nos salta la térmica, fáciles de recalentar, estamos para el cachetazo.

Había decidido hacer una corta caminata por un campo. Había traído mi arma por ser temporada de apareamiento de animales y pueden volverse agresivos, puede haber vívoras y, lo más peligroso, chorros (ladrones, cacos, afanancios) de toda calaña.

Mientras conducía por el camino rural casi abandonado (cual Caperucita motorizada), veo luces azules en el espejo retrovisor. Me detengo. Se enciende un altavoz y me exige que saque el arma del auto y salga lentamente.
¡ Ahijuna, la partida ! No he hecho nada malo y no entiendo y ciertamente no quiero tomar mi revólver casi oxidado (barato y antiguo). Tengo un permiso y no soy una amenaza.

Freno, decido abrir la puerta y lo ultimo que recuerdo, antes de que me dispararan, fue golpear fuerte el piso.

LA INVESTIGACIÓN SUBSIGUIENTE Y LA NARRATIVA DE LOS MEDIOS FUE QUE “SABÍAN” QUE TENÍA UNA SEMANA ESTRESANTE Y QUE PLANEABA LASTIMAR A ALGUIEN O A MÍ MISMO. QUE HABÍA ELEGIDO “MORIR POR LA POLICÍA” EN ESE LUGAR.

Es decir, totalmente alienado por el stress laboral decidí, para justificar a la policía de “amasijarme derecho viejo”, salir armado y hacer algún daño, dejando una camino electrónico rastreable hasta por una consola Nintendo.
Asociado a esto, se vino el “aluvión zoológico” (frase gorila por excelencia) de los que “hablan sin saber” en los horarios centrales de noticias.

A pesar de la dulce nota que había dejado a mi esposa e hijos diciendo que iba a caminar y que llevo mi revólver por si acaso, por los animales que abundaban, ya que la caza estaba prohibida y cuánto los amaba y esperaba recogerlos en unos pocos horas para ir al supermercado, bueno, eso fue casi ignorado, no explicado. No se ajustaba a la narrativa de que las armas son malvadas y que las personas que las poseen o, incluso, les gusta, como mínimo, son inestables (como “Un día de furia” ¿vio?).

LO QUE NADIE PREGUNTABA ES CÓMO “SABÍA” EL OFICIAL QUE TENÍA UN ARMA. ¿POR QUÉ SINTIÓ EL OFICIAL QUE YO ERA UNA AMENAZA EN ESE MOMENTO DEBIDO A UNA SEMANA ESTRESANTE?

Ante cualquier otra pregunta, pienso…
* ¿quién informó?
* ¿qué informó?
* ¿cómo llegó la información a la autoridad?
* ¿porqué no se acercó y me pidió identificación?
* podría haber desenfundado su arma igual, por precaución pero me dispararon derecho viejo,
* hubiera requerido mis antecedentes a la central.
* ¿te presumen inocente? (¡ qué mentirosos !).

“LA AUTORIDAD ACCIONÓ CON RAPIDEZ Y CONTUNDENCIA EN VIRTUD DE LOS DATOS EXISTENTES AL MOMENTO DEL HECHO Y LA CONDUCTA DEL SOSPECHOSO” dirá un párrafo del comunicado oficial.

No importaba, estaba muerto, mi familia perdida, la vida de los niños cambió para siempre y mi reputación como loco armado seguirá a mi familia, los afectará negativamente hasta que mueran.

Cuando otros vean este ejemplo, cumplirán con la ley porque, seguramente, no desean un problema o resultado similar. En el fondo se dan cuenta de que están siendo rastreados, pero deciden ignorarlo.

BIENVENIDO A TU NUEVA VIDA, UN PAÍS CONTROLADO POR ALGORITMOS FRENTE A LA CONSTITUCIÓN.

Fin del artículo.

Diccionario para nalgas blandas:
ISP (Internet Service Provider): El proveedor de servicios de Internet, es la empresa que brinda conexión a Internet a sus clientes. Un ISP conecta a sus usuarios a Internet a través de diferentes tecnologías como ADSL, cablemódem, GSM, dial-up, etc.
RFID o identificación por radiofrecuencia (Radio Frequency Identification): es un sistema de almacenamiento y recuperación de datos remoto que usa dispositivos denominados etiquetas, tarjetas o transpondedores RFID. La etiqueta o tarjeta RFID, que contiene los datos de identificación genera una señal de radiofrecuencia con dichos datos. Esta señal puede ser captada por un lector, el cual se encarga de leer la información y pasarla en formato digital a la aplicación específica que utiliza RFID.

FirmaVB-NegraFondoBlanco-01

Fecha de publicación: Viernes 25 de Octubre de 2019 – 17:30 Hs. – @ 729.beats.

Hoy es un día soleado y tibio.
Argentina.

Fuente: Technocracy News
Tema: Nuevo Orden Mundial
Etiquetas: ADSL, algoritmos, constitución, infrarrojo, ISP, RFID.

Aclaración necesaria:
Temas:
HojasSueltas: Comentarios sobre diversos temas que pueden ser de orden variado y no necesariamene referirse a los definidos en las temáticas.
Politica: Hechos, acciones, sucesos de la historia del acontecer.
Tecnologia: Artefactos, aparatos, sus funciones y relaciones con los humanos.
NOM: Nuevo orden Mundial, aquellos temas tildados de conspiranoicos por quienes no desean su destape.
Fantasías: Las más variadas elucubraciones y disparatados argumentos que constituyen las fantasías de ayer, hoy y siempre.
TLV1: Canal TLV1 de Youtube y páginas web anexas.
POPULUS_TV: Canal de Youtube.
El tiempo de lectura es sobre lengua castellana coloquial argentina y de corrido, respetando la puntuación.
A Partir de Febrero 2019 el contenido se presenta de forma que sea accesible a los lectores de texto.
En los títulos de los artículos no coloco acentos como tampoco ningún signo de puntuación. La razón se justifica en los malabares que deben hacer el software de los servidores para emular letras como “ñ” o “á” y demás acentuadas como así también “ü” y otras del alfabeto no inglés. En su reemplazo, prefiero presentar una redacción del titular con alguna faltante -por ejemplo los acentos en las mayúsculas, que ahora se permiten pero en mi enseñanza primaria no- y evitar la profusión de signos como “%&$” y otros no afines con sistemas o dispositivos.
Cualquier entrada a este blog, cuyo contenido sea de generación propia, como de terceros referenciados, es solo una propuesta sobre el tema, para despertar el interés en el mismo, que las personas investiguen, divulguen. Con respecto a los autores de artículos citados como así también marcas registradas, los reconozco como propiedad de sus poseedores legítimos y son citados porque es el origen o tema del artículo, sin ánimo de infringir ley alguna.
Asimismo, puede Ud. encontrar argumentos, definiciones y propuestas distintas de esta, de a miles, esta es una de ellas, simplemente. El lenguaje castellano que trato de utilizar es coloquial, para común entendimiento y las explicaciones que puedo dar entre paréntesis, generalmente precedidas de la palabra “Mío”.
Las imágenes, de haberlas, son tomadas desde los servidores donde indican estar almacenadas, cualquier cambio o falta de las mismas corresponde al servidor de origen.