Comunidad online. Qué es y cómo crearla.

Comunidad online

¿Qué es una comunidad online?

En general todos tenemos claro lo que es una comunidad y hay varios ejemplos usados en el lenguaje cotidiano: comunidad científica, comunidad de vecinos, comunidad de propietarios, comunidad cristiana, etc. Pues una comunidad online es exactamente lo mismo, un conjunto de personas vinculadas por características o intereses comunes, pero en este caso a través de la red.

Las comunidades siempre han jugado un papel muy importante en la sociedad, porque generan en los individuos el sentimiento de pertenencia a un grupo. En Internet, conseguir que los consumidores de un determinado producto formen una comunidad en base a ése interés, es la mejor forma de fidelizar a esos clientes.

Vamos a ver porqué es tan importante generar una comunidad online sólida.

Interrogante

¿Para qué sirve tener una comunidad online?

Hay tantas comunidades online como canales; Facebook, Twitter, Meetup, foros, etc. El objetivo común de todas ellas es fortalecer el vínculo entre sus usuarios a través del intercambio de ideas o experiencias a partir de unos mismos intereses.

Como veremos más adelante, la ventaja de generar estas comunidades es bidireccional, pues por un lado los usuarios generan lazos entre sus afines y por otro las empresas obtienen datos de sus usuarios, que permiten ofrecer información más actualizada dirigida a cubrir sus demandas y necesidades, fortaleciendo a su vez la relación entre el consumidor y la empresa.

Lo que parece innegable es que cuanto más satisfechos estén los usuarios, más favorecida resultará la imagen de la empresa.

Veamos más detalladamente las ventajas que ofrece tener una comunidad online:

➡️ La importancia del sentido de pertenencia:

Desde jóvenes cuando comenzamos a generar una identidad propia con gustos e inclinaciones personales, tendemos a juntarnos con personas similares a nosotros.

Si te gustan los deportes es posible que acabes entrenando en algún equipo, si te gusta un tipo de música concreta, seguramente irás a conciertos y locales donde ponen ésa música con gente a la que también le guste…y así con todo.

Pero no siempre se tiene la suerte de contar en tu entorno con personas afines, si alguna vez te ha sucedido sabrás que produce un sentimiento de incomprensión y censura el no contar con iguales que te validen de alguna manera.

Es por eso que hablar de tus gustos y compartirlos con personas que tienen tu mismo punto de vista, aumenta la sensación de aprobación y respeto, el ya mencionado sentido de pertenencia a un grupo.

➡️ Aumento del tráfico de información:

Como dijo George Siemens en una entrevista para la revista digital Learning Review:

“no hay ningún individuo que pueda saberlo todo. El conocimiento es distribuido a través de una red de individuos y, cada vez más, agentes tecnológicos”

Con la aparición de Internet, los modelos funcionalistas de comunicación estaban basados en un emisor y un receptor entre los que no tenía por qué haber un feed-back, Internet era para la mayoría de usuarios un lugar donde acudir a buscar datos de forma pasiva.

Pero la web 2.0 cambia las reglas del juego y empieza a establecer una relación horizontal entre todos los participantes, los emisores son receptores y los receptores son emisores (modelo EMIREC).

Modelo EMIREC
Modelo EMIREC

El hecho de que los propios usuarios aporten opiniones y conocimientos a las distintas plataformas en las que interactúan, ofrece un contenido de valor inestimable para las empresas, pues ayudan a tener una idea clara de las demandas de tu público objetivo y de los cambios a desarrollar para mejorar tu producto.

Esto hace muy importante que se mantenga una comunicación fluida con el cliente o potencial cliente. Además, sin el engagement de los usuarios con nuestra marca, no podríamos elaborar nuestro buyer persona.

Al final, una comunidad sólida repercute en la imagen de nuestra empresa y por tanto en las conversiones.

Comunidad online

¿Cómo crear una comunidad online?

Hay un factor que juega a nuestro favor a la hora de crear una comunidad 100% activa y es que como dijo Aristóteles;

El ser humano es un ser social por naturaleza.

Históricamente, el ser humano ha sido más funcional y ha asegurado mejor su supervivencia asociado con otros individuos. Ahora no necesitamos de un grupo para cazar un mamut y de hecho cada vez somos más individualistas, pero seguimos necesitando de la pertenencia a un grupo para la inclusión social.

Una comunidad no se crea de la noche a la mañana, hay que tener paciencia, pero a todos nos gusta sentirnos parte de algo y participar de ello es cuestión de tiempo.

Sea cual sea la plataforma que has elegido para crear tu comunidad (foro de discusión, email groups, chats, MUD, grupos de Facebook, etc…) hay que tener una serie de elementos en cuenta para tener éxito:

  • Conoce bien a tu público:

Muchas empresas cometen el error de crear un perfil en base al producto y lo que esperan de él, en vez de crear un perfil de acuerdo a lo que necesita el cliente, sus características y cómo el producto puede cubrir dichas necesidades.

Cuanto más conoces a tu cliente y su comportamiento, más podrás afinar en tu estrategia. No puedes pretender vender un producto sin tener un público objetivo.

  • Llama su atención;

Cuando ya tienes un público definido y conoces sus gustos e intereses, es hora de generar un contenido de valor que sea llamativo al usuario. Los blogs son una buena opción para contar cosas que estén relacionadas con los intereses de tu público.

Por ejemplo, supongamos que tu público objetivo son jóvenes  entre los 25 y 35 años con un nivel adquisitivo medio bajo y que tienes un negocio de decoración. Es probable que un buen contenido multimedia capte su atención, pero si además de eso les ofreces un post en el que explicas “cómo decorar de forma económica un apartamento de treinta metros cuadrados”, aumentarás la posibilidad de captar personas cuya necesidad encaje con lo que ofreces.

Ten presente que para hacer una venta muchas veces no es necesario instigar para la compra del producto, con frecuencia se valora más dar a conocer tu método de trabajo, tus conocimientos y cercanía con el público para que finalmente sea una conversión.

  • Dales protagonismo:

No te olvides de escuchar a tus clientes, estamos acostumbrados a un consumismo rápido y despersonalizado donde no solemos ser escuchados, de hecho, a veces ni siquiera nos molestamos en expresar nuestro descontento o sugerencias porque no sabemos si nuestra opinión va a llegar a alguna parte.

Por eso, cuando nos sentimos escuchados y valorados creamos una fidelidad con la marca difícil de deshacer por la competencia. Y ésta es nuestra mayor garantía de éxito con nuestra comunidad online.

Exprésate de manera humana y cercana, por supuesto manteniendo la educación y cuidando las formas, pero haciéndolo como una persona al otro lado de la pantalla y no como una maquina. Llama a la gente por su nombre, que para eso lo tiene.

  • Las reglas claras:

Si lo que tienes es un grupo o foro de debate, es importante que la gente se sienta cómoda y sin miedo a expresas sus opiniones por posibles faltas de respeto de otros usuarios, así que unas reglas y normas básicas de uso pueden ser de gran ayuda.

Nadie está libre de tener un troll entre sus filas, así que poner límites puede facilitar la convivencia.


Y haciendo honor al tema del post, si ya tienes una comunidad online y quieres contarnos tu experiencia, te leo en los comentarios.