El conocimiento está ahí fuera

Vivimos en un momento histórico para aquellas personas que tienen curiosidad por aprender: la era de internet y del libre conocimiento.

A un solo click de distancia, a golpe de teclado y ratón, tenemos todo el conocimiento del mundo a nuestra disposición. Podemos estudiar una carrera o un máster a distancia, escuchar interesantísimas conferencias de expertos de todo el mundo, visionar tutoriales de todo lo que se nos pueda ocurrir, consultar la enciclopedia británica o los fondos de la Biblioteca Nacional, aprender un idioma, visitar el Museo del Lovre, seguir las misiones de la Nasa, estudiar un curso de Harvard… sin movernos de casa.

Sólo hace falta curiosidad para buscar y sentido común para discernir la información buena de la mala, porque internet está lleno de diamantes pero también de muchísima basura que hay que saber esquivar.

¿No les parece increíble que alguien de cualquier lugar del planeta que tenga internet pueda tener acceso al conocimiento que antes estaba reservado para unos pocos? A mi me parece uno de los grandes avances de nuestro siglo.

En Youtube podemos encontrar solución a casi todos nuestros problemas. Desde montar un mueble de Ikea, dominar nuestra cámara de fotos, aprender a hacer macramé, cocinar sushi o aprender a invertir en bolsa. Hay millones de personas que comparten sus conocimientos y los ponen al servicio del planeta. Y como en botica, hay de todo, gente que aporta mucho valor y otros muchos que no. Así que ahí entra la capacidad de discernimiento.

Desde que me lancé a la vida libertina aprender cosas nuevas ha formado parte de mi día a día. Porque estamos viviendo un momento en el que no basta con lo que aprendiste en la Universidad, en el colegio… hay que seguir reciclándose contínuamente porque esto va muy rápido y quién no sea capaz de mantenerse al día se autoexcluye.

Yo he utilizado internet para seguir formandome en marketing, redes sociales, edición, fotografía, storytelling, seo..., pero también para mi crecimiento personal, que va aparejado a esta gran aventura que es el emprendimiento.

Para aquellas personas creativas hay plataformas que ofrecen un montón de contenido de valor. Hace unos años descubrí Creative Live, una plataforma americana de formación on-line para creativos. Esta plataforma fue clave para mi reciclaje profesional como fotógrafa y para introducirme en el tema del marketing, tan presente en el mundo anglosajón. Además, escuchar los vídeos me sirvió para poner al día mi inglés, ya que todos los cursos están en este idioma. Estos cursos son de pago, pero cada día emiten cursos en directo y estos son gratuítos, así que solo hay que tener ganas de aprender y tiempo.

Otras plataformas de formación para creativos, en esta ocasión en español, son Domestika, HelloCreatividad o Jackie Rueda, que ofrecen cursos on-line sobre introducción a la fotografía, ilustración, vídeo, marketing digital… y muchísimos temas. Pequeñas formaciones no regladas que te puedes servir para introducirte en una nueva disciplina y explorar si quieres seguir aprendiendo, además de conectarte con una comunidad con gustos afines a los tuyos, tu tribu.

Si tienes ganas de aprender, nada te separa de tu objetivo. Solo hay que tirar del hilo para encontrar un montón de recursos, gratuítos o de pago, para seguir aprendiendo. ¿Te animas?

Y a tí ¿hay algo nuevo que quieras aprender? ¿te gusta hacer cursos por internet? ¿qué recursos te resultan más interesantes para seguir aprendiendo? Nos encantaría que compartieras tus “diamantes”.

Gracias por haber llegado hasta aquí. Si te ha gusta este post, regálame un me gusta y si deseas seguir recibiendo mis publicaciones, subscríbete a mi lista y así no te perderás ninguna de mis novedades. ¡Prometo traer siempre un poco de inspiración y luz a tu buzón!

¡Y no te olvides de dejarme un comentario para que sigamos aprendiendo junt@s!

Y recuerda, ¡la vida es un viaje! Disfrutémosla cada día.