Internet, una necesidad básica

Empezaré esta entrada con una pregunta realizada por una de mis alumnas de comunicación digital, y aunque sea un poco fría mi respuesta, solo refleja un cambio que se viene dando hace más de 20 años, al cual o te adaptas o te quedas. Como ha sucedido durante varios miles de años, en distintos periodos de la evolución del hombre, tanto desde que bajamos de los árboles en una sabana africana hasta el momento que se invento la primera bombilla eléctrica, quienes no se han adaptado a los periodos evolutivos, han quedados obsoletos en su desarrollo social, cognitivo y económico; en algunos casos extintos como nuestros ancestros el Homo Erectus o el Homo Neardenthaliensis.

La pregunta es la siguiente, ‘Profe, ¿Qué podemos hacer quienes no tenemos los recursos para contratar un internet o tener un computador en casa?’, mi respuesta un poco directa, y quizás sin considerar su situación económica actual fue, ‘Pues, tocará salir un poquito de la zona de confort, esforzarse un poco más, generar algo de ingresos extra, replantear prioridades y finalmente implementar un servicio de internet y a la larga un computador en casa, no hay de otra’.

Explicaré mejor el por que de mi respuesta de esa forma; a mi parecer no podemos romantizar el uso de internet, o no podemos hablar por separado desde un punto económico, político o social el por que es necesario hoy en día; al contrario debe ser algo holístico. La verdad querido lector es que la internet es una necesidad casi tan prioritaria como el agua y la comida que necesitamos para seguir con vida en este punto de polvo azul en el espacio, como lo decía Carl Sagan.

Ese punto, es la tierra vista desde Saturno

Según el informe de Naciones Unidas sobre la economía digital, hasta 2019 los servicios comerciales y de servicio en internet han aportado entre el 4,5 % y el 15,5 % al producto interno bruto mundial, mientras que su aporte al sector laboral entre 2010 al 2015 fue de un 38%, es decir, la internet viene representando fuente de crecimiento económico y laboral en los países desarrollados y en vías de crecimiento. Internet representa oportunidades.

En 2010, en estimaciones de Martin Hilbert para la revista Science, el 95% de toda la información existente en el planeta estaba digitalizada y en su mayor parte accesible en internet y otras redes informáticas. Y es que desde el momento que nace un ser humano, se topa con la digitalización de su ser; la cédula de identidad (obligatoria en mucho países desde el nacimiento), las partidas de nacimiento, el tipo de sangre del neonato hasta las huellas de sus pies, el ser humano hoy en día está digitalizado en servidores físicos o en la nube. Internet representa identidad.

El mapeo de la identidad digital

Las estructuras sociales, la familia, la amistad, las relaciones laborales, comerciales y la concepción del amor se ha transformado, en un avance de un poco más de 30 años (periodo durante el cual no faltaron voces que avizoraban un futuro donde el ser humano era menos sociable), los usuarios se han relacionado, se han liberado, han crecido, tal cual sugieren los estudios realizados por Castells en 2007 y Cardoso en 2010, internet no aísla a las personas ni reduce su sociabilidad, sino que en realidad la aumenta. Todo esto en gran parte a la irrupción de las redes sociales en 2004 con la llegada de Facebook y los blogs un par de años antes, sitios y aplicaciones que representan hoy en gran parte la mayoría de las actividades humanas analógicas pero en digital, como la política, la enseñanza, el trabajo, los deportes, el entretenimiento, el comercio y la religión. Internet representa relaciones humanas.

Por otra parte, en un estudio realizado en 2020 por Useche, Pérez y Márquez, se busco comprender si existe una relación entre el desarrollo de las TICS con el rendimiento académico, concluyendo que los países que invierte más en desarrollar, implementar y mejorar las tecnologías de la información y la comunicación en sus territorios, tienen estudiantes más preparados y con mejores calificaciones en áreas como las matemáticas, ciencias y lectura, en comparación de aquellos que carecen de la inversión en las tics. Aunque no se cuenta con estudios a menor escala, un resultado similar podría darse al comparar dos diferentes hogares por ejemplo, aquel que cuente con dispositivos tecnológicos que permitan la conexión a internet (PC, tablet o smartphone) y se le de un correcto uso, tendría mayores posibilidades éxito en el campo laboral y educativo con respecto al hogar que carece de estas. Internet es conocimiento.

La descentralización de la información pública, los gobiernos más abiertos a sus ciudadanos, lo políticamente correcto en red, las autoridades de frente a la opinión de sus mandantes, el fin del monopolio de la información de los medios tradicionales, las tendencias y los movimientos sociales actuales, deben su nacimiento, crecimiento y espacio a la internet. Fast forward a 5 años en el futuro, el internet de las cosas, la revolución 4.0, la sociedad 5.0, los sistemas automatizados, el machine learning, la masificación del 5G, la realidad aumentada, la robótica, la inteligencia artificial y el big data, que revolucionarán a mayor nivel la economía mundial y cambiaran la planificación de las ciudades del mundo, transformándolas en ciudades inteligentes. El internet representa la piedra angular de la evolución humana.

¿Cuál sería el papel de los gobiernos nacionales y locales? una política pública dirigida en asegurar la conexión y la cobertura en lugares donde aún se palpa la desigualdad que existe respecto al manejo de las tecnologías de la información y la comunicación, o en simples palabras, políticas públicas dirigidas a reducir la brecha digital, por ejemplo en los sectores rurales, donde la cobertura de internet es casi nula, dificultando la enseñanza de los niños y jóvenes, siendo una amenaza al futuro de estos.

Finalmente el papel de los ciudadanos sería comprender la importancia de internet para el ser humano, comprometerse a su correcto uso, capacitarse y obtener nuevos conocimientos, los cuales están ahí a unos simples clicks de distancia, pues nuestro presente y futuro como especie está en el mundo digital, quienes no comprendan o no vean el valor que le aportan las TICS a su entorno, estarán relegados del avance social, cognitivo, laboral y tecnológico. Internet es una nueva necesidad básica del hombre, no queda de otra.

Bibliografía

USECHE-CASTRO, Lelly María; PÉREZ-PARRA, Jean Carlos; MÁRQUEZ-PÉREZ, Víctor Ernesto. Relación entre el Índice de Desarrollo de las TICs y el rendimiento académico medido mediante la prueba PISA. Polo del Conocimiento. 2020.

Cardoso, Gustavo, Angus Cheong y Jeffrey Cole (eds).
World Wide Internet: Changing Societies, Economies and Cultures, Macao: University of Macau Press, 2009.

Castells, Manuel.
The Information Age: Economy, Society, and Culture, 3 volúmenes, Oxford: Blackwell, 1996-2003.