Las discusiones de pareja por el uso de dispositivos móviles

En el mundo digital actual, depender de dispositivos para comunicarse y mantenerse conectados se ha convertido en algo común para las parejas. Sin embargo, de acuerdo con el estudio más reciente de Kaspersky Lab, no solo el “amor conectado” tiene ventajas, sino también desventajas que deberían tenerse en cuenta. Por ejemplo, el 55% de las parejas han discutido por el uso excesivo de dispositivos, lo que pone en manifiesto que aunque estos dispositivos a menudo ayudan a acercar a las parejas, también pueden separarlas y poner en riesgo una relación.

 Muchas personas hoy en día dependen de los dispositivos para mantenerse conectadas con sus amigos y familiares, y lo mismo es cierto cuando se trata de una relación. De hecho, las parejas hoy en día utilizan dispositivos y servicios de mensajería en línea para fortalecer sus interacciones: 8 de cada 10 personas permanecen en contacto con su pareja cuando están lejos y el 62% de las personas indica que comunicarse a través de dispositivos e Internet les ayuda a sentirse más cerca de su pareja, especialmente para las personas en un noviazgo, pero que no viven juntas (75%).

Esta devoción digital también se extiende a los dispositivos compartidos, ya que el 53% de las personas dice que su relación ha mejorado desde que comparten sus actividades en línea, como cuentas y dispositivos. Claramente, hay aspectos positivos en el uso de la tecnología, pero también hay algunos aspectos negativos que se deben considerar.

La investigación encontró que el uso de dispositivos también puede llevar a discusiones con los seres queridos por una variedad de problemas relacionados con estos, como el uso excesivo de los mismos y los incidentes de ciberseguridad.

Por ejemplo, el 51% ha discutido por usar dispositivos durante una comida o una conversación cara a cara. Además, más de la mitad (55%) de las personas ha discutido con su pareja debido a que pasa demasiado tiempo usando un dispositivo, una cifra que es más alta (58%) en las parejas que viven juntas, en comparación con el 49% de las que son novios pero viven por separado. Esto sugiere que a las personas no les gusta sentirse descuidadas y desean la atención de su pareja cuando están juntos.

Pero el uso excesivo de los dispositivos no es lo único que hace discutir  a las parejas. También es claro que el acceso a los dispositivos es una fuente de fricción en las relaciones. Una cuarta parte (25%) ha discutido sobre a quién le toca usar el dispositivo, mientras que olvidarse de ponerlo a cargar (45%) y perderlo (28%) también es causa de desacuerdos entre las parejas.

Finalmente, hay problemas de seguridad cibernética que se deben considerar. Casi una cuarta parte (24%) de las parejas ha discutido después de que una persona infectó el dispositivo con malware y el 19% ha tenido problemas después de que su pareja perdió dinero en línea por error o por malware. Como era de esperar, las parejas que comparten dispositivos son considerablemente más propensas a discutir sobre los temas mencionados anteriormente, lo que demuestra que, cuando se trata de una relación moderna, los dispositivos pueden ser enemigos además de amigos.

“Las funciones de los dispositivos modernos han creado enormes oportunidades para las parejas, pues les permiten estar constantemente conectados y construir su relación incluso cuando no están juntos”, dijo Dmitry Aleshin, vicepresidente de marketing de productos de Kaspersky Lab. “Pero hay tanto contras como pros a tener en cuenta. Estos mismos dispositivos que ayudan a las parejas a reafirmar su amor cuando están separados, también pueden causar discusiones cuando se usan irresponsablemente. Hacer un esfuerzo consciente en cuidar su vida digital –que incluye dispositivos, cuentas y actividades en línea– y no descuidar a sus parejas en el mundo físico, permite a las personas disfrutar de los muchos beneficios que ofrece el mundo digital sin disgustar a su otra mitad”.

Como hoy en día se pasa tanto tiempo en línea con un riesgo mucho más prevalente a la ciberseguridad, las personas deben asegurarse de estar bien protegidas contra las amenazas cibernéticas que van en crecimiento. Una forma de hacerlo es a través de herramientas como Kaspersky Total Security, una solución multifuncional que puede proteger cada parte de la vida digital de las personas, así como varios dispositivos a la vez. Esto permite que las parejas se comuniquen entre sí sin tener que preocuparse por verse afectadas por malware o que sus datos personales caigan en manos equivocadas.