Los silos manchegos reviven como lienzos de arte urbano

Dos gigantescos esqueletos a todo color, de unos 30 metros de altura, se abrazan y besan en la solana de la localidad castellanomanchega de Porzuna. Son dos figuras que se elevan sobre la pared mayor del silo de esta villa de casi 4.000 habitantes.

Quien las ha dibujado con sus esprays, en la última semana, es el artista urbano Nychos, que ha decorado los otros muros externos del edificio con más esqueletos, calaveras, huesos… Un antiguo almacén de grano es ya una obra más de este austriaco radicado en California, conocido por sus figuras pop diseccionadas.