Pensiones El Salvador: Aplicaciones móviles, confiables, dinámicas y más cerca de ti.

Estas vías de comunicación acortan tiempo para obtener la información que necesitas sobre tu cuenta previsional sin salar de casa u oficina.

A raíz del confinamiento las redes sociales tomaron protagonismo y más usuarios de las AFP realizaron sus consultas por medio de las aplicaciones móviles como WhatsApp, Facebook Messenger e Instagram.

Según estudios, las apps de mensajería en la empresa resultan fundamentales, ya que más del 53% de la población mundial tiene acceso a Internet y el 75% accede a la red desde su teléfono móvil.

enlinea.crecer.com.sv, las apps móviles dan respuesta a personas que buscan una vía de comunicación, rápida, dinámica y confiable a fin de tener

respuesta inmediata a su consulta y esta administradora asegura que la atención al cliente sigue creciendo ante la nueva normalidad que se vive.

Estas herramientas digitales dan respuestas inmediatas y el 93% la considera como la forma de contacto más óptima, cercana y fiable, sobre todo porque es información personal la que se maneja.

Usuarios de las AFP, tanto jóvenes afiliados como adultos mayores, afirman que los servicios están a un “click”, demuestran agilidad, incluso dicen sentir más empatía por parte de los asesores.

Los adultos mayores, son un segmento con cierta resistencia para el manejo de las plataformas digitales, sin embargo, un buen número de ellos han migrado hacia una atención remota por confianza en los servicios y por conveniencia.

“Dicen que la necesidad obliga, con la pandemia, me vi obligada usar los servicios en línea y aunque no soy tan habilidosa con la tecnología, me siento satisfecha con la atención”, refiere una usuaria de AFP Crecer, quién realizó los trámites de su esposo quien falleció por covid-19.

Una de las consultas más frecuentes de esta administradora son los estados de cuenta, y para ello dispone canales específicos para facilitarte la navegación en el menor tiempo posible.

Para esta AFP, la atención al cliente demanda de prontitud y eficiencia en la administración de sus ahorros, con la nueva normalidad, las exigencias son mayores y han dinamizado los servicios para mayor tranquilidad de los afiliados.