Señora pierde su trabajo por culpa del Instagram de su Hija.

lil

¿Imaginas llegar un día al trabajo y que te despidan por las actividades compartidas en las redes sociales de tus hijos? Pues eso le sucedió a una agente de bienes raíces, que trabaja para Pacific Place Group en Vancouver Canada.

La agente de bienes raíces Angela Tian, fué suspendida de sus actividades laborales la semana pasada, luego de que Jim Lew director de la firma, se viera obligado a tomar la decisión de despedirla, luego de visualizar los contenidos compartidos por su hija en redes sociales.

La culpable del despido de Angela Tian, es su hija Lil Tay, una niña con cara de angelito, pero con actitud completamente racista, clasista, grosera y agresiva. La niña con solo 9 años de edad, tiene más de 1.8 millones de seguidores en instagram, red social en la que aparece conduciendo autos lujosos y presumiendo fajos de billetes.

Lil-Tay-Net-Worth

En los videos que sube la influencer con más haters que admiradores, se le ve presumiendo haber traficado drogas desde los 6 años, tener una gran fortuna con Lamborghinis y una pelea con viral con una chica llamada Danielle Bregoli.

Nadie sabe cómo surgió su fama, ni cual es el talento de la menor, ni cómo obtiene los billetes que muestra en su Instagram, sin embargo, lo que sí no puede esconderse es que los comentarios ofensivos hacia ella, que van desde críticas, hasta amenazas más serias. Lo que no deja de llamar la atención es que una niña de nueve años, tiene el perfil verificado, donde la edad permitida para utilizar la red social, es a los 13 años de edad.

lil_tay_p_0.jpg

Pero no toda la culpa la tiene la pequeña, puesto que la madre utilizó como locación para los videos de su hija, las casas de muestra a las que tenía acceso y el carro de su jefe sin permiso.

Mucha gente apunta a que la vida que lleva esta menor es una farsa, que es plena actuación y lo hace para convertirse en una influencer,  lo que sí no podemos pasar por alto es su vocabulario y racismo severo que manchan su reputación y que la hace ver maleducada de sobremanera. La madre de la menor, por lo pronto recibió su merecido al ser excluida de su trabajo.

No cabe duda, que las redes sociales hoy en día están tomando una enorme relevancia a la hora de conseguir un empleo, me parece acertado que la compañía haya tomado las medidas indicadas para proteger su imagen, deslindandose de empleados que puedan dañar la reputación de la misma.

¿Qué piensas sobre la niña? ¿Qué te parece que la madre le ayude a realizar estos videos? ¿Te parece ficción? No olviden dejar sus comentarios 😉

¡Muchas gracias, por leer el Blog! 😀