Sobre… «Fake News. La nueva realidad» de Esteban Illades (2018)

El mayor peligro del acceso ilimitado a la información es que siempre hay alguien que la acepta sin cuestionar.

Las “fake news” (noticias falsas) no son algo nuevo. En el siglo XVIII Napoleón se alió con la prensa para informar a los franceses sobre el éxito de su viaje a Egipto, cuando en realidad fue un rotundo fracaso. Orson Welles informó a través su show de radio sobre una invasión de extraterrestres y, al mismo tiempo, la prensa dijo que había sido una histeria colectiva, cuando en realidad no fue así…

“Fake News. La nueva realidad” fue escrito por el periodista y editor mexicano Estaban Illades. Es un libro de fácil lectura y que – espero yo – quien lo lea reflexione y abra los ojos sobre la cantidad de basura y desinformación que nos llega. Presenta con datos y fuentes cómo muchas “noticias” han trascendido – hasta el hecho de hacer que la gente eligiera a Donald Trump como presidente – a pesar de ser falsas.

El libro narra cómo el colectivo – auspiciado por el gobierno ruso – Guccifer 2.0 robó la contraseña de John Podesta, jefe de campaña de Hillary Clinton, a través de un simple correo de phishing. Extrajeron todos los correo que al final fueron filtrados por Wikileaks, lo cual tuvo como una de sus consecuencias el #Pizzagate, en donde un joven de 28 años entró armado a la pizzería “Comete Ping Pong” en Washington D.C., por que leyó un tuit – de una cuenta falsa – que afirmaba que en la bodega de la pizzería tenían capturados a niños como parte de una red internacional de trata de menores… y que palabras como “queso” y “pizza” eran palabras claves en esa red de pedofilia. Al entrar a la bodega solo encontró queso y pizza. Todo era mentira.

Por otro lado, narra la relación de Donald Trump con sitios de “teorías de conspiración” como Breibart o Infowars, hasta grandes cadenas de medios como Fox News (de todos conocidos por ser de ultraderecha) y cómo, con la ayuda de la agencia de mercadeo Cambrige Analytica, utilizaron el algoritmo de Facebook, una red social sin ningún control sobre los datos y las publicaciones… o al menos: “No hicieron lo suficiente”. El resultado fue tener a Donald Trump como presidente de Estados Unidos durante cuatro años.

Inclusive el libro trata el peligro de las noticias falsas en la ciencia, como el discurso antivacunas y calentamiento global. Inclusive su efecto en la bolsa de valores. Y casos como el de “Frida Sofía”, la niña que estaba soterrada en una escuela después del terremoto en México en 2017 y que resultó que era totalmente falso… Frida Sofía nunca existió.

En la “era de la información” – o “era del conocimiento” – , lo que menos hacemos es estar informados. La lectura de medios de comunicación es cada vez menor y nos fiamos del algoritmo de Facebook o Google (YouTube) para consumir lo que nuestro cerebro aceptará más fácilmente como verdad y es así como las mentiras se propagan como nunca antes. El problema no son las “fake news”, el problema es que siempre habrá alguien – o muchos – que acepte las cosas sin preguntar ni preguntarse sobre su veracidad.