Uso de Internet en España y la Unión Europea

 

1030725029

 Uso de Internet en España y la Unión Europea. Fundación BBVA, 2018

Texto completo

 

La brecha digital entre España y la UE‐28 en el porcentaje de personas que usan Internet ha desaparecido y la desigualdad entre autonomías se reduce a la tercera parte desde 2008. Aunque aún así el 43,7% de los hogares que no utiliza Internet lo hace por falta de conocimientos, el 30,5% porque los equipos son caros y el 29,9% por el elevado coste de conexión.  

El porcentaje de personas que utiliza Internet en la Unión Europea (UE) doblaba hace 15 años al de España, pero esta brecha digital ha desaparecido, ya que en 2017 el 85% de los ciudadanos españoles es usuario de Internet, un punto más que la UE-28. Además, las diferencias entre las regiones españolas se han reducido a la tercera parte desde 2008 y se pueden explicar, en parte, por la composición de la población por grupos de edad y el nivel de estudios de los ciudadanos. El 16,6% de las viviendas españolas no tiene acceso a Internet, de las cuales un 43,7% no lo tiene por falta de conocimientos y un 29,9% por el elevado coste de conexión. Por lo tanto, para reducir aún más la brecha tecnológica regional es aconsejable adoptar medidas que aumenten el nivel educativo de la población y abaraten el acceso.

El principal factor que determina el uso de Internet es vivir en una vivienda que tenga acceso a la red, siendo el porcentaje de personas que utilizan Internet (85%) muy similar al de hogares con acceso (83,4%). Las causas que explican que el 16,6% restante de viviendas no tenga acceso a la red son: no necesitarlo por falta de interés o por no considerarlo útil (el 67,7% responde por este motivo), pocos conocimientos para utilizarlo (43,7%), coste del equipo demasiado caro (30,5%), coste de conexión elevado (29,9%), disponer de acceso en otro lugar (el 13,5%), por razones de seguridad o privacidad (7,5%), no estar disponible la banda ancha (4,2%), o por otros motivos (15,8%).

Esta información revela el elevado y preocupante porcentaje de hogares que no tiene acceso a Internet por motivos económicos (excesivo coste del equipo y/o de conexión) y educativos (falta de conocimientos). Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas con los mayores porcentajes de hogares que no disponen de Internet por motivos económicos, mientras que La Rioja, País Vasco y Asturias se sitúan en el extremo opuesto del ranking. Por su parte, en Illes Balears, Galicia y Cataluña, más del 50% de los hogares sin acceso a Internet consideran que es debido a que tienen pocos conocimientos para utilizarlo, mientras que en el País Vasco y La Rioja este porcentaje es inferior al 35%.

Aunque la disponibilidad de banda ancha en la zona de residencia es un motivo que solo explica el 4,2% de los hogares sin acceso a Internet, se trata de la variable donde más diferencias existen entre regiones. En concreto, se aprecia un rango de variación de 8,7 pp entre el valor máximo de Galicia (con un 8,7% de hogares sin Internet por falta de banda ancha) y el mínimo (0%) de Murcia e Illes Balears. Junto a Galicia, en Canarias y Castilla-León el porcentaje también supera el 8%.

Dado que un elevado porcentaje de los hogares que no utiliza Internet es por falta de conocimientos y por el elevado coste de conexión, para reducir aún más la brecha tecnológica regional es conveniente implementar medidas que incrementen el nivel educativo de la población y faciliten económicamente el acceso, máxime teniendo en cuenta que el precio de Internet en España se sitúa por encima de la media europea.