Yoigo y MÁSMÓVIL: Matrimonio bien avenido

Fue hace unos años ya cuando Orange se planteó la compra del operador móvil, poniendo encima de la mesa una cantidad interesante –muy por encima de la que suena en estas fechas para la venta de Yoigo- para poder hacerse con la empresa filial de Telia Sonera.

En teoría y según se especuló, la matriz rechazó la oferta al no considerarla adecuada al valor que ellos estimaban. También ayudó a esta decisión la compra de Jazztel en la que estaba envuelta el grupo galo.

Desde comienzos de 2016 el rumor se intensificó, llegando a abrirse un periodo de negociación exclusiva para la venta de Yoigo hacia Zegona, que llegó a ser excluida de la bolsa donde cotiza para no alterar a su cotización.

Tras meses de tira y afloja, ésta semana conocimos la noticia de que volvía a abrirse la negociación con otros agentes, terminando así la exclusividad con que contaba Zegona, y ahí apareció MÁSMÓVIL al acecho. Es posible que haya tenido que ver la reciente incorporación de Germán López al operador amarillo como Director General de la unidad de negocio residencial, uno de los miembros destacados para el crecimiento de Yoigo en sus comienzos –ex director de 20:20Mobile, mecha del crecimiento de Yoigo-, y que ha podido facilitar la relación entre ambos operadores.

Según hemos podido saber, las reuniones entre ambas empresas están intensificándose en los últimos días -habiendo llegado a lo más alto de ambas directivas-, entre las que, a pesar de lo manifestado en prensa existe una relación cordial y de años entre gente con mucho poder en uno y otro operador.

La unión de ambas operadoras sería una grandísima noticia para el mercado de telecomunicaciones, llegando a ser realmente el challenger que quiere plantar cara al resto de operadores, y que es una figura que el mercado español realmente demanda.

En días –horas quizá- tendremos la solución al jeroglífico.