6 años después

Probablemente nadie de mis lectores habituales recuerde este blog, pero llevo unos días dándole vueltas, y me apetece. 6 años después, actualizo mi vida por estos lares. Muchas cosas han cambiado, otras perduran, personas vienen y personas se van, una pandemia por medio, y otras cosas que han ido ocurriendo, en mi vida y en el mundo. A continuación nos ponemos un poco al día, coge tu taza de café, va para largo.

Leer más

Enlazando con la última entrada, sigo yendo a la misma cafetería, pero cambió bastante, tanto la decoración (ahora es toda en tonos blancos y tierra) así como el nombre (ahora es Cafetería Atenea) y los dueños, que ahora son chinos. Los anteriores, pakistaníes, tienen otros locales bastante cerca. Los clientes que fui describiendo, nadie viene ya, ahora vienen otros, algunos fijos, otros van variando. Digamos que en una avenida con una oferta muy vasta en cafeterías y restauración, si en un lugar la amabilidad a veces es mejorable, cambian a otro sitio.

Respecto a mi vida, sigo viviendo en la misma casa, han pasado muchísimos compañeros, siendo uno de ellos junto a mí el que más tiempo dura, los otros dos van rotando. Sigo siendo el veterano. Me siento muy afortunado de vivir en este barrio, tengo de todo, playa cerca, montaña al lado de casa, muchos comercios, muchas zonas verdes, aunque a veces algo de molestias, tener una hamburguesería debajo de casa, con su correspondiente terraza, agota.

Sigo en mi trabajo, he cambiado varias veces de campaña, y he conocido a mucha gente. Desde marzo de 2020 estoy en teletrabajo, lo cual me ha distanciado un poco de los compañeros más cercanos, algunos se han ido de la empresa, otros han cambiado de servicio, etc. Trabajar desde casa es una experiencia con sus pros y sus contras, aunque los pros son muchísimos más. Hoy por hoy lo prefiero. Tenemos pendientes varios cafés, a ver cuando pueden hacerse realidad.

Y han cambiado más cosas. El mundo de internet a veces te da sorpresas que no esperas y te trae a personas que cambian completamente tu vida. Desde hacía años seguía a una chica que era fan de Animal Crossing y tenía su canal de YouTube, y también Twitter. Un día anunció que iba a comenzar en Twitch, y justamente yo llevaba un tiempo empezando a usar dicha plataforma, y desde el día uno estuve en los directos de esta muchacha. La vida da muchísimas vueltas y actualmente la considero una de mis mejores amigas, y alguien a quien le importo, esto puede parecer muy normal, pero no siempre las personas a las que tienes aprecio te lo tienen a ti de la misma manera. Por desgracia es así y duele darte cuenta con los años. Amigos que pensabas serían para siempre un día desparecen.

Actualmente soy moderador de su comunidad (junto a otros cracks, porque son la caña, cada uno con su especialidad), y no sólo es ella, sino la gente tan agradable y cercana que he conocido. Estar en un canal de Twitch (y su correspondiente servidor de Discord etc) no es sólo interactuar con la persona que hace el contenido, sino el resto de personas que están también ahí. A veces se cuela algún troll, pero son contados con una mano. Esta muchacha ha creado una comunidad muy acogedora, un lugar seguro que durante la pandemia nos colocó alrededor de una fogata en el exterior de una cabaña en el bosque y nos contaba historias, jugaba a juegos de Nintendo Switch, nos cantaba con el ukelele, etc. Todo esto a través de nuestro pc, tablet o móvil. Y a día de hoy sigue haciéndolo, ya con muchas lecciones aprendidas. No me canso de decir que Animal Crossing y Rumi me salvaron la vida de esta pandemia. Otro día contaré cómo me sentí durante el confinamiento. y hablaré sobre ese juego. También me permitió conocer a otros/as streamers y a dia de hoy siguen aportándome mucho también, algunos como amigos incluso, personas que crean un contenido diferente pero muy entretenido, y con una comunidad que también me acogió en tiempos difíciles.

Por mi parte también he cambiado un poco mi relación con la red, apenas uso Facebook ya pero por el resto de redes sí ando, mi cuenta de Twitter sobre Animal Crossing terminó siendo mi cuenta principal, ya que empecé a sentirme más cómodo allí. Me costó pero incluí TikTok en mi móvil y he vivido el cambio de Instagram a un Facebook 2 pero más simplificado. en Instagram he empezado a subir reels, ya que teniendo un Samsung Galaxy S22+ hay que aprovechar esa cámara tan espectacular. También me compré para mi cumpleaños un iPad Air M1 2022, quien lo diría, yo con un iPad. Y renové 2 veces el ordenador, espero que este me dure bastante.

Me animé a hacer directos en Twitch, luego estuve un tiempo en Trovo, pero visto en lo que se ha convertido ésta, regresé hace poco a la morada, ya que ahí es donde está toda mi gente, y más vale malo conocido…

Hay costumbres que nunca van a cambiar, como mi pasión por los cacharros con pantalla y botones, así como viajar siempre que puedo. Algo que sí abandoné son los cubos de Rubik, hace años que no resuelvo ninguno. Supongo que su ciclo ya terminó. Aún tengo mi Kindle, por lo que en verano, con más tiempo libre, leo.

Sobre el terreno personal, como comenté al principio, hay personas que vienen y otras que se van. Actualmente me considero afortunado de la gente que tengo a mi alrededor, considero a pocas personas “mejores amigos”, a muy pocas. Puedo decir que mantengo a los de siempre. Y prefiero que sea así. Me he llevado tantos palos y decepciones que me cuesta confiar plenamente. Hay personas que con el paso de los años, y por determinadas circunstancias, han vuelto a mi vida, y con las debidas explicaciones y demás, aquí las tengo. Otras desaparecieron, otras van y vienen. Pero uno ya es perro viejo y sabe quien vale la pena y quien no.

Espero no tardar otros 6 años en actualizar de nuevo mi blog, me apetecía retomar un poco esta costumbre, expresarme a lo largo, sin límite de palabras. Espero que os haya gustado, y que no moleste a nadie aludido/a, fue con el más absoluto cariño.