“Confían en mí… ¡qué idiotas!”

Esto es lo que dijo Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, en 2004 sobre los usuarios de Facebook.

Cuando testificó ante el congreso de los Estados Unidos sobre el último escándalo sobre privacidad de Facebook y su influencia en las elecciones norteamericanas, Zuckerberg prefirió no usar estas palabras. Pero su actitud fue la misma.

Sus respuestas a las preguntas sobre el papel de Facebook como facilitador de la injerencia en las elecciones norteamericanas y sobre la protección de los datos de sus usuarios estaban ensayadas a la perfección y, en más de una ocasión, resultaron superficiales y condescendientes.

La información que actualmente existe sobre qué hace Facebook con nuestros datos personales es alarmante. Pero la información es poder y, ahora que disponemos de la misma, podemos usarla para proteger nuestra privacidad y datos personales y evitar que empresas privadas manipulen los resultados electorales alrededor del mundo.

La comunidad internacional tiene el foco puesto en el escándalo de Facebook. Gracias a la presión pública, Zuckerberg ha tenido que responder a las preguntas del Congreso norteamericano. Algunos miembros del Parlamento Europeo ya han pedido que comparezca también ante Europa. Zuckerberg debe hacer frente a nuestras preguntas y darnos las explicaciones que nos merecemos.

firmar

firefox1

Opta por no participar en sus términos

Facebook puede rastrear casi toda tu actividad web y vincularla a tu identidad en Facebook. Si eso es demasiado para ti, la extensión Contenedor de Facebook aísla tu identidad en una pestaña separada, lo que dificulta que Facebook pueda rastrearte en la web fuera de Facebook.

Instala y reprímelo

Instalar la extensión es fácil y, una vez activada, abrirá Facebook en una pestaña azul cada vez que lo uses. Facebook podrá seguir enviándote publicidad y recomendaciones en su sitio, pero será mucho más difícil para Facebook usar tu actividad recopilada para enviarte anuncios y otros mensajes dirigidos.