Cuando el arte es un arma cargada de futuro

Éste es el estudio de Ahmet Sula, un artista turco muy particular, con una paleta oscura volcánica de fuego y un negro cobalto, cercano a la metralla.

Y es que Ahmet es un artista de la noche… De día es jefe de policía, troca los pinceles por el impacto de bala y la intensidad cromática por la puntería.

“Muchos artistas no han visto cosas que yo he visto y experimentado. No hay puerta que el arte no pueda abrir. El arte es tan universal que llega a lugares inimaginables. Y tiene un efecto mariposa.”

A sus 43 años, Ahmet trabaja en la unidad antiterrorista especial de Estambul. Con un estilo entre abstracto y figurativo, su obra integra elementos contemporáneos y algunos secretos en caligrafía otomana. Este verano, Ahmet colgará su AK-47 por unos día, para montar una exposición en Roma con su más reciente producción.
Blog de jajoDesign