DEFECTOS PERSONALES

Desde que me dijeron que el Internet me vigila, estoy que no vivo. Por lo visto es como un gran ojo