El individuo en la aldea global

La lectura de Octavio Ianni nos permite pensar en un contexto globalizado, en el que los medios electrónicos prevalecen como un instrumento de comunicación. A través de las herramientas tecnológicas es posible interactuar con las personas de modos en los que no había sido posible hasta este punto de la historia. La aldea global, abre la posibilidad de compartir a través de plataformas electrónicas, mensajes a través de símbolos, signos y lenguajes comunes.

No obstante, y Ianni es el primero en reconocer estar verdad irreductible, los medios electrónicos existen dentro de un contexto específico que está anclado a su propio contexto de producción. Es decir, los medios electrónicos están atravesados por las múltiples realidades divergentes que hay en realidad; desde las corporaciones y empresas que son propietarias de dichos medios y plataformas, hasta el propio contexto político social de cada país en el que se reproducen.

Por lo tanto, a pesar de que las industrias culturales tienen la posibilidad de atravesar múltiples fronteras, eso no significa que las fronteras entre las naciones se eliminen; del mismo modo, aunque el mercado unifique los criterios de producción y consumo en un contexto neoliberal, eso no se traduce en condiciones de competencia y distribución más equitativas.

Lo que ahora nos hace falta, es comenzar a pensar a los individuos y su empleo de los medios electrónicos para diversos fines, por lo tanto, para la próxima clase queda pendiente la lectura de la introducción y el primer capítulo del libro de Manuel Castells Comunicación y Poder, el cual pueden encontrar Aquí. Como siempre, dejo el espacio abierto a sus dudas y comentarios. Nos vemos el jueves.