Entendiendo la adopción por internet

bebeventa

Anteriormente hable de las adopciones por internet en este post, donde trate de mostrar una realidad que se da día a día en esta gran herramienta que es la web, también di unos consejos que me parecieron mas que lógicos y necesarios para enfrentar, en el caso de que esa sea tu situación, este tipo de trato.

La verdad yo no soy amiga de este método por muchas razones, de las que la principal es porque acá en Chile la adopción directa no es legal, por tanto entras en el terreno de los delitos. La segunda gran razón es porque es un mercado donde ronda la desconfianza y el aprovechamiento, que es por lo menos turbio y que, pese al esfuerzo que hacen muchas de las personas que moderan o administran estos grupos por tratar de hacer una instancia de confianza y de enlace, rondan muchas personas que no tienen nobles intenciones (en todo el sentido de la palabra).

La única razón por la que no los censuro y de hecho sigo participando en estos grupos es porque creo que, al igual que muchas de las administradoras y moderadoras, se puede hacer algo bueno. En mi caso, dando consejos de como seguir la legalidad.

¿Quienes participan en esto?

Porque lo cierto es que hay un porcentaje no menor de personas que buscan estas vías sin siquiera haber probado primero con la legal. ¿Las razones?: buscaron información y no la encontraron o lo que leyeron les asustó, tienen incrustado el mito de que la adopción es elitista y hay que tener mucho dinero para optar a ella, o simplemente se sienten tan marginados que ni siquiera han averiguado si realmente es una posibilidad en su caso.

No voy a hablar de otros países, aunque en este camino he podido hacerme alguna idea de como funciona lo oficial en países vecinos, lo cierto es que en Chile hay un mito muy grande respecto al acceso a la adopcion, que tiene que ver con el ingreso mínimo que debería tener una familia para optar a ella. Esta es una de las razones principales que me motivaron a crear esta pagina.

Cuando veo gente así de confundida o auto marginada es cuando yo participo: opino de lo que se, trato de guiar a las fuentes oficiales o a este blog si tengo la info publicada acá y los insto a perder el miedo a explorar las opciones. Ir a las charlas informativas tomara un poco de tiempo, casi nada de dinero y les abrirá la puerta a ver de primera mano si realmente pueden o no vivir la ilusión de un proceso que les da una vía segura y legal para hacer realidad el sueño de ser papas.

Ahora, hay que tener en cuenta que si hay que tener un ingreso mínimo que el 40% mas pobre de nuestro país no recibe que deja automáticamente fuera a toda aquella familia que tenga un ingreso menor a los $600.000.-. Es un porcentaje no menor de la población Chilena de la que también hay un porcentaje no menor que no puede tener hijos por vías “naturales” y que se ven truncados en su deseo de ser padres.

Estos Chilenos son los que se suman al grupo que yo llamo “a los que el sistema les fallo”. Y lo llamo así porque son personas que fácilmente podrían haber pasado las evaluaciones tanto psicológicas como sociales, pero las económicas son las que les falla. Personas que no solo tienen “mucho amor para dar” (un lema archi repetido y tan manoseado que ya casi es un cliché pero que es muy cierto en estos casos) sino que serian padres increíbles. Son personas que tal vez no tengan tanta educación instructiva, pero que son tan buenos como el ingeniero y la kinesiologa que adoptaron la semana pasada (es solo un ejemplo). Estas, en esencia, buenas personas son arrastradas al abismo del síndrome del nido vacío, una depresión que los fija en la idea de la falta del hijo y la imposibilidad de tenerlo. Es tanta su tristeza que buscan en internet la forma de palearla y terminan llegando a estos grupos de adopciones de internet. Y acá llegan a mezclarse con todo lo que “boto la ola”.

Porque estos grupos también están compuestos por una cantidad tampoco menor de personas a las que el sistema legal descarto por no estar apto, es decir no tenían las capacidades morales, sociales o psicológicas para ser padres adoptivos. Y son estos los que le dan el toque de rareza a los grupos de adopcion en internet.

Por ultimo completan el panorama aquellos que ven esto como un negocio y de una u otra forma se aprovechan del sufrimiento de aquellos que se sienten “fuera del sistema”. Lamentablemente en esta categoría caen aquellos (normalmente mujeres) que dicen dar en adopcion al bebe que esperan o que ya nació y que en realidad solo buscan sacar dinero. Muchas veces finjen estar embarazadas y algunas realmente lo están, pero solo usan ese embarazo para sacar dinero sin pensar realmente en ceder a sus hijos. También están los que tienen un negocio organizado que estafa tanto a las que dan en adopcion como a las que quieren adoptar, pidiendo a las primeras las guaguas y vendiéndoselas a las segundas.

Lamentablemente esta gente ingresa a los grupos aprovechando la misma credulidad y disposición que muestran las mujeres que quieren adoptar debido a la desesperación que sienten por tener un hijo. Así es como las mismas victimas propician la estafa: estando dispuestas a cualquier cosa por lograr un bebe.

Es aquí donde estos grupos generan un vicio y se vuelven tóxicos, ya que van en un eterno circulo vicioso de nunca acabar: confían en cualquiera que dice querer dar en adopcion, no ponen condiciones y creen cualquier cuento que les cuentan, con lo que acaban desembolsando sumas de dinero que no recuperan y a la hora de los que hubo las supuestas “mamas pancitas” (que es como llaman a las que darán en adopcion) desaparecen sin dejar rastro o se ríen en sus caras refregando que nunca pensaron entregar al bebe. El problema es que las “mama corazón” (termino que se aplica a las que quieren adoptar) parecen no aprender, porque caen una y otra vez en el mismo cuento con diferentes “pancitas”. Hable con una chica de Perú a la que habían estafado DOCE veces, todas con el mismo cuento contado de diferentes formas. Y te creo darte el lujo de perder plata cuando te sobra, pero a la mayoría de estas mujeres no solo no les sobra, les falta.

Y aquí es donde yo entro en el tercer gran conflicto con este tipo de grupo, porque la falta de conciencia y raciocinio me parece insólito, no solo de los que se dejan engañar, también de aquellos que no tienen ninguna piedad con el dolor de estas personas. Entiendo que en el primer acercamiento la desesperación y la falta de experiencia te juegue en contra, pero a la segunda, tercera, cuarta, etc ya no, en algún punto tienes que parar a analizar lo que vives, pero al parecer estas personas no lo hacen.

Los Chilenos en esto

En general en estos grupos destacan mucho los Mexicanos, esto se da porque en ese país, y según entiendo, las leyes o vacíos legales permiten la adopcion directa, pero también encontramos gente de otros países como Argentina, Perú, Bolivia, Paraguay, Colombia, Venezuela. Yo sospecho que hay de todos los países latinos excepto Brasil. pero en general los miembros de estos grupos que son de los demás países mantienen un perfil bajo. Ese es el caso de los Chilenos. En general es raro ver a un compatriota publicando que busca adopcion o da, pero cuando miras las listas de miembros te das cuenta que son muchos mas los  chilenos que son miembros de estos grupos.

Cada vez que veo un post de una Chilena (no he visto a ningún hombre publicando nada) les comparto el link del grupo de facebook que busca informar sobre adopcion y que enlazo con esta pagina, esperando guiarlos hacia una comunidad Chilena que le permita abrir las puertas  hacia la vía correcta, pero en ese grupo solo la administradora y yo posteamos cosas, el resto de miembros los ve pero no opina ni comparte nada. Lo curioso es que si tienen dudas pero no las plantean.

Así es como he ido conociendo a las compatriotas que están en este mundillo de la adopcion de internet. Por mis comentarios o artículos llegan a mi mediante mensaje privado. En el caso de las que quieren adoptar normalmente es lo mismo: buscan solucionar dudas, conversar con alguien que puede entenderlas y no sentirse tan solas e indefensas en este mundo que todos sabemos que es turbio pero que se esfuerzan por pintar de colores. Las Chilenas tienen las mismas dinámicas que las extranjeras pero con menos personalidad, por tanto son absolutamente manipulables porque se ponen a entera disposición sin siquiera exigir pruebas del embarazo, por tanto la mayoría ya ha sido estafada. La diferencia con las extranjeras es que a las Chilenas se las hacen una vez, para las siguientes ya saben perfectamente a lo que van, pero asumen que es el riesgo.

En el caso de las que dan en adopcion se ve el ya mundialmente famoso “ingenio del Chileno”. Las “pancitas” Chilenas que me ha tocado conocer se han acercado siempre de la misma forma: me hablan preguntado si quiero adoptar y ofreciendo a la guagua que gestan contando una historia triste de como están en la calle, no tienen que comer y necesitan ayuda. Cuando yo les contesto que no me interesa porque quiero hacer el proceso legal pero que puedo ayudarlas con información de fundaciones que apoyan y dan albergue a mujeres en la situación que ellas plantean, ellas simplemente dejan de contestar.

Y por lo que he conversado con las Chilenas que buscan adoptar, cuando enganchas con el discurso de las “pancitas” hay un periodo de romance donde la supuesta embarazada llora las penas de su vida, es muy humilde frente a la que quiere adoptar y le ruega ayuda. Los problemas comienzan generalmente cuando se les piden pruebas del embarazo. Algunas simplemente desaparecen otras arman el escándalo del ofendido y las menos las entregan. Es en este ultimo caso cuando las “mama corazón” bajan la guardia y empiezan a confiar apoyadas en la desesperación por un hijo. Así es como terminan gastando lo que no tienen dando cosas a la supuesta embarazada o dando dinero.

Las experiencias

Una de las Chilenas estafadas que conocí me contaba su caso con una joven también Chilena que le dijo que le daba su guagua con la condición del pago de los controles y tener a la guagua en una clínica. La joven siempre se mostró dispuesta a entregar a la guagua y según la estafada “parecía no tener interés en el bebe”. Se juntaban a hablar y se acompañaban a los controles. “Yo sentía que nos habíamos hecho amigas y pensaba que la iba a echar de menos después. Ella me pidió que la acompañara al parto para que viera nacer a mi hija. Siempre hablo del bebe como si no fuera su hijo” me cuenta la estafada. El día del parto la joven llamo a la mujer para que la acompañara en el parto. “Lo mas terrible es que yo vi nacer a la que creí seria mi hija, estaba muy emocionada y fue un momento maravilloso” me comenta. Pero una vez pagada la clínica y cuando fue a buscar el auto para ir a dejar a la joven a su casa y luego llevarse el bebe, ambas desaparecieron del mapa. Nunca mas el celular que le dio estuvo prendido, no la encontró en el lugar donde decía vivir y no quiso seguir buscando porque supo de una persona que había ido a la cárcel por tratar de quitarle la guagua a otra. “Quede echa mierda, no podía sacarme la carita de esa guaguita que había cargado y que pensé que seria mi hija. Y en mi casa quedaron todas las cosas que con mi pareja habíamos comprado para su llegada: la cuna, la ropita, los pañales, el coche. Fue muy doloroso todo. Estuve mucho tiempo muy mal” termina de contarme por chat. Yo no puedo evitar imaginarla llorando desconsolada.

Otra de las estafadas Chilenas es una mujer que me llamo la atención cuando me hablo por chat por su impecable ortografia y redacción, pero aun mas por su frase inicial: “Deja de dar esperanzas con la vía legal, porque no es para todos”. Ella claramente no calzaba con el perfil que ronda en este tipo de grupos porque su nivel educacional era claramente mas alto que el promedio, en su perfil se veía una vida de buen nivel y su nombre rimbombante es de aquellos que solo encuentras de escuela militar hacia arriba. A poco andar empieza a soltarse y ante mi empatía confía su historia: Es una viuda temprana que a pesar de que han pasado años ya de la trágica muerte de su marido no puede superarlo. Su gran pena es nunca haber tenido hijos con el. Es una profesional con buen cargo que goza de un sueldo que le permite un excelente nivel de vida, así que cuando se vio cerca los 40 decidió que tendría un hijo sola sometiéndose a una fertilización in vitro con semen de banco de esperma (que en Chile solo hay dos y salen un ojo de la cara). Para su sorpresa en los estudios preliminares descubre una condición que hace casi inviable el invitro, aun así lo intenta tres veces que resultan fallidas. Entonces es su medico quien le sugiere adoptar. Cuando fue a las entidades que tramitan las adopciones descubrió que dos de las tres fundaciones acreditadas no trabajan con solteros, solo con matrimonios y en el SENAME le dijeron que solo podría optar a niños mayores de 5 años. Ella quería una guagua. Entonces fue a la FADOP y allá le explicaron la situación: son los jueces los que no están muy a favor de dar niños a los solteros y generalmente los entregan cuando nadie mas lo quiere, es decir cuando son mayores de 5 años o tienen alguna condición invalidante o enfermedades graves crónicas. Ella no se sentía capaz de cuidar a un niño especial pero asumió que podría ser un niño mas grande. Luego de declarada su idoneidad pasaron un par de años antes que se comenzara a dar por vencida. Entonces dio por casualidad con un articulo de prensa Argentino donde hablaban de un caso de adopcion fraudulento dado en un foro en internet. No hizo mas que entrar y descubrió un mundo nuevo. Desde entonces que busca por esa via en paralelo con la espera en la fundación. “En Chile hay un prejuicio muy grande hacia las familias diferentes, aunque se hable lo contrario. Las familias mono parentales son mal vistas y los jueces son elitistas, por tanto a las mujeres solas como yo las miran con el prejuicio antiguo que para que una familia sea bien debe haber un padre también”  me comenta. La estafa que ella sufrió ocurrió después que moviera contactos y supiera que la fundación la había propuesto como madre adoptiva ante un juez en 8 casos distintos.  “Yo estaba desolada porque esto significaba que tal vez nunca me darían un niño. Con el dolor vivo decidí ir  al foro y, en contra de mi pudor y mi prudencia, poner un aviso,  pero no fue necesario porque me tope con el aviso de esta Venezolana. Por alguna razón que no me explico enganche con el aviso. Ella ofrecía a la guagua que esperaba porque, según ella, las cosas estaban muy mal en su país, que no había trabajo y no tenia para alimentarse. Ya no recuerdo muy bien lo que decía el aviso porque todo lo que pensaba mientras lo leía era que yo podía traerla a Chile. Le mande un mensaje privado y ella me envío un numero para que pudiéramos conversar por Whatsapp. Así fue como partió todo”. Conversaron por un par de semanas. La Venezolana le contaba de las miserias que pasaba en su país, de como la situación económica estaba muy mal, le mandaba fotografías de su embarazo y capturas de sus controles. “Cuando comenzamos a hablar ella tenia 23 semanas de embarazo y la guagua no se había mostrado, por tanto no se sabia si era niño o niña, pero a mi no me importaba. Mientras mas cosas sobre el embarazo me enviaba, mas enganchaba con el cuento de la Venezolana. Miraba las fotos de la eco y era como que me enajenaba. Ahora recuerdo las cosas que decía esta tipa y pienso ‘¿Como no me di cuenta antes?’, pero creo que era porque yo lo quería creer”. Mientras la Chilena se movía con todos los tramites para poder traerla, la Venezolana también hacia lo suyo para su llegada. “Supe después de lo que paso que ella tenia todo preparado con antelación, lo llevaba planeando por un tiempo. Siempre su intención fue venirse a Chile, porque acá estaba el papa de la guagua”. Pero ella no sabia todo esto. Le mando los pasajes, y preparo todo para recibirla. “Tan tonta no fui, porque sabia que a mi casa no podía llevarla, así que arrende un departamento amoblado donde me traslade con lo esencial para vivir un rato ahí hasta que la guagua naciera. La Venezolana venia con 34 semanas de embarazo cuando tomo el avión, así no seria mucho rato, porque el acuerdo era que tenia la guagua, se recuperaba y se tenia que ir”. Entonces ella fue a buscarla al aeropuerto y la llevo al departamento, al día siguiente la llevo a la clínica para un control inicial y revisar que todo lo necesario para programar el parto.”Fue entonces cuando me saltaron las alarmas porque la Venezolana le pregunto a la matrona como llegar a una dirección especifica y si este era un hospital publico. Lo que no sabia la Venezolana era que tanto la Matrona como el Medico eran amigos mios. Mi amiga me dijo ‘No la dejes sola’, pero yo tenia que trabajar”. Durante la semana que estuvo en el departamento, la Venezolana salio un par de veces a caminar y por lo que pudo averiguar la Chilena, consulto a los vecinos como viajar en transporte publico. “Yo había puesto una linea fija en el departamento para que pudiera llamarme a la oficina, pero era yo la que la llamaba a toda hora”. Pese al control que ejercía, la Venezolana igual se fue. “El lunes siguiente a su llegada recibí un llamado del conserje del edificio diciendo que la empleada que tenia había salido con una maleta diciendo que la habían despedido y que se iba. El quería saber si eso era cierto”. Cuando llego al departamento ya era tarde. No había rastro de la Venezolana, quien se había llevado sus cosas en un evidente abandono del departamento. “El conserje, que había subido conmigo, me dijo ‘Por lo menos no se robo nada’. Pero lo cierto era que esta tipa me había robado la esperanza cuando se fue con mi hijo. Ella simplemente me había usado para llegar a Chile, nunca tuvo la intención de entregar a la guagua, solo uso mi dolor para su conveniencia”.

No solo las que quieren adoptar son engañadas, también las que dan sus hijos en adopcion. Conocí el caso de una mujer de otro país que daba su hijo en adopcion y que solo ponía como condición que todo fuera en un hospital privado. Llego a acuerdo con una pareja que ofreció pagarle el parto en un hospital privado. Cuando llego el día ellos la acompañaron en el parto e inscribieron al niño como de ellos (no tengo detalles de como lo hicieron). El día del alta la pareja se llevo a la guagua y a ella la dejaron botada en el hospital privado sin pagar la cuenta.

El conflicto entre la compasión y el rechazo

En el caminar que he tenido no me he topado con ninguna Chilena que tenga un caso exitoso de adopcion por internet. Dudo mucho que pueda encontrarlo si lo hay ya que somos un país reservado y en un tema como este nadie querrá admitir que su hijo fue adoptado de manera irregular. Aun así, son demasiados los casos que personas estafadas. Pude conocer un par de casos de mujeres en otros países que pudieron adoptar exitosamente. Un par frente a muchas estafadas hace que esta opción sea, por lo menos, remota.

Personalmente tengo un conflicto serio aunque la compasión por el dolor de estas mujeres, me hace entender lo que hacen. Yo recién comienzo en este camino de la adopcion, no se que sentiría si nos rechazan o nos dicen que no somos aptos. Tan solo pensarlo me hace sentir destrozada. Puedo empatizar con aquellos que no lograron pasar por los filtros a los que nos debemos someter y creo que debe ser mas doloroso aun para los que no pudieron siquiera intentarlo por un tema económico, o mas terrible aun cuando tienes todo listo y un juez dice que no porque no le gusta tu modelo de familia.

Aun así, empatizando y todo, siento rechazo frente a quienes se dejan llevar por la desesperación y se exponen a esta situaciones, propiciandolas y generando un mercado que se expande a otras personas. Lamentablemente aquí las “Victimas” son tan culpables como los que las engañan, usan o las estafan.

Entiendo que para algunas la adopcion por internet es su única vía y, obviando las claras faltas a la ley a las que hay que incurrir para lograr “adoptar” por este medio en Chile, con simples medidas podrían evitarse todas estas terribles historias que solo agrandan el dolor de todos aquellos que quieren un hijo y no han podido tenerlo por si mismo.

Si usted elige el peligroso camino de la adopcion en internet es usted quien debe tomar las medidas para cuidarse. Y lo mas básico es no dar dinero, bajo ninguna circunstancia. Con una medida tan sencilla TODAS las estafas se evitarían.

Y bueno, mi consejo siempre es que pruebe por la vía legal, es lo mas seguro y sano para que tu hijo sea solo tuyo.