¿Están seguros tus datos en Internet?

Extrema el cuidado en el contenido que compartes y recuerda que tus datos personales son el petroleo del Siglo XXI. En Internet nada es gratis y pagas con ellos sin recibir nada a cambio

  • El nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la UE comenzará a aplicarse el 25 de mayo de 2018, enfrentándose empresas y organizaciones a multas millonarias si no cumplen con lo recogido en una norma que quiere poner orden

¿Están nuestros datos seguros en la Red? Es la pregunta del millón desde que saltará a los medios de comunicación el escándalo que ha puesto en entredicho a Facebook, la red de redes que nos tiene enganchados a más de dos mil millones de usuarios, que hemos sido incapaces de darnos de baja, a pesar de haber escuchado por boca de su presidente que  “los datos de 87 millones de usuarios habrían sido compartidos de forma inadecuada por la empresa Cambridge Analytica”, poniendo en un compromiso a las clientes afectados -unos 137.000 en nuestro país-. 

Mientras Mark Zuckerberg lucha por recuperar el control de un gigante que parece habérsele ido de las manos, esta misma semana el cofundador de la compañía Apple, Steve Wozniak, ha anunciado que abandona la red social con el tan veraz argumento de que “en Facebook tu eres el producto”, refiriéndose al uso que se hacen de tus datos, sin recibir nada a cambio, en el suculento negocio de la publicidad que mueve la red por excelencia.

En una entrevista con el diario Expansión, Steve Wozniak recuerda que “los modelos de negocio de las grandes puntocom, entre ellas Facebook y Google, se apoyan en la explotación publicitaria de los datos de sus usuarios y que, por ello, deberían compartir con ellos la mitad de lo que ingresan. En este punto sería importante recordar la advertencia hecha hace por tiempo por el gurú del Big Data, Martin Hilbert, profesor de la Universidad de California y asesor tecnológico de la Biblioteca del Congreso: “Con 252 me gustas Facebook sabe más de ti que tú mismo”. 

facebook

El cofudador de Apple no ha sido el primero que ha hecho público su marcha de la empresa de Mark Zuckerberg ni será el último. El uso que las plataformas digitales pueden hacer de los datos no sólo debe preocuparnos porque las éstas no paguen a sus usuarios -pues al fin y al cabo cada uno es libre de formar parte de ellas, a nadie le ponen un cuchillo para darse de alta, como a nadie se le dice el contenido que debe subir. Y es precisamente en ese paso tan importante, donde entra la responsabilidad de cada uno y la obligación de formarse e informarse.

Las plataformas deben proteger nuestros datos, pero ¿sabemos dónde entramos? ¿Hemos leído las condiciones de privacidad? ¿Nos hemos molestado en configurar nuestro perfil velando por nuestra seguridad?

No debemos olvidar que las compañías tienen la obligación de velar por la protección de nuestros datos pero recordemos también que tienen oro entre sus manos. Y seamos también conscientes de que, cuando las compañías pierden el control, como ha reconocido Facebook, se dispara el riesgo de ser víctimas de delitos en la Red, entre ellos, la suplantación de nuestra propia identidad gracias a nuestros correos electrónicos o DNI o nuestra ruina económica gracias al acceso a nuestras cuentas por no hablar de la dirección de nuestra casa en manos de cualquiera o fotos que pueden ser muy reveladoras a la hora de querer cometer un delito.

Tú eres el protagonista pero la ética profesional no es siempre la misma

Esto quiere simplemente decir que tu eres el único dueño de tus datos y tú eres el primer responsable a la hora de protegerlos. La gran ventaja que aportan las redes sociales es que tú también eres el protagonista en un mundo globalizado en el que las marcas, las empresas, los políticos, los analistas de datos, los community management y así una larga lista están obligados a ESCUCHARTE, aunque no todos actuarán con la misma ética profesional y el respeto que debe imperar en la Red.

Tú opinión ahora cuenta y ese es el gran beneficio que te aportan los Medios Sociales, la capacidad de interactuar, el problema es que para estar presente en ese espacio virtual debes primero aprender a gestionar tu privacidad y tu seguridad, ya que desde el momento que aceptas la política de cookies, das a un “me gusta” o introduces tus datos en una aplicación te empezarán a seguir sin descanso. De ti depende dónde entras y qué les das a cambio.

¿Recuerdas cuando una aplicación en Facebook te invitaba a verte como una estrella de cine? ¿Y recuerdas los datos que les pedían? Pues esa es la parte oscura del negocio de los datos, pedir sin dar nada a cambio y, en la mayoría de los casos, aprovechándose del desconocimiento. No olvidemos tampoco que los datos bien utilizados y garantizando su seguridad y privacidad aportan información muy valiosa para el bienestar social.

Aún así, es importante tener muy presente que nuestros datos son el petroleo del Siglo XXI y debemos extremar su protección en un espacio virtual por el que navegan ya más de 4.000 millones de internautas porque la realidad es que desde el momento que los compartes pierdes su control y, aunque en la mayoría de los casos, las empresas cumplirán con el compromiso de protegerlos ante el temor a una sanción, en otros muchos, serán víctimas de un fraude pudiendo acabar en las manos más insospechadas.

¿Y qué hacer? Tomar nota de los Consejos de la Oficina de Seguridad del Internauta

Comparto en este artículo los consejos de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) para garantizar la seguridad de nuestro bien más preciado porque nuestros datos personales son nuestra vida, una vida que se aleja cada vez más de la intimidad del hogar sin distinguir entre lo que pertenece a nuestro ámbito privado y lo público. Esto afecta especialmente a la generación conectada, los nativos digitales que han crecido con Internet y lo comparten todo en un mundo al que dan entrada a cualquiera con tal de conseguir más me gustas.

Cuadro página web de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI)

Cuadro página web de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI)

Toma nota también de las recomendaciones de la Agencia de Protección de Datos en la guía elaborada para el ciudadano  que puedes leer en este enlace.

No olvides tampoco los riesgos que entrañan compartir los siguientes documentos según la AEPD:

  • El DNI o pasaporte: Son datos que de caer en manos incorrectas pueden causarnos graves problemas.
  • Correo electrónico: Suplantación de identidad (phishing),engaños, fraudes, spam, entre otros peligros.
  • Datos bancarios: Nos puede traer serias perdidas económicas. Ser precavidos a la hora de realizar compras online  y no facilitarlos nunca por correo electrónico.
  • Ubicación geográfica
  • Fotografías y vídeos

Lo que debes saber también:

El próximo 25 de mayo comienza a aplicarse el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea de obligado cumplimiento y por el que todas las empresas y organizaciones, tanto públicas como privadas, habrán tenido que adaptar para esa fecha sus políticas internas  y medidas de seguridad si no quieren enfrentarse a multas millonarias. Con este reglamento se quiere intensificar el control sobre los datos y su protección en el espacio virtual pero aún así no debes olvidar que tú eres el primer responsable de su cuidado. Actualmente, en nuestro país se encuentra en trámite parlamentario la reforma de la Ley de Protección de Datos para adaptarse a la legislación europea.

 

 

 

.