Gerencia y Nuevas Tecnologías

Por: Reimig Mayol

Todas las organizaciones que compiten por su supervivencia en esta nueva era de la información deben estar abiertas a generar un cambio interno que se refleje en su desempeño externo. Según Chacón (2014) para que estos cambios se den dentro de una organización esta debe tener en cuenta tres aspectos fundamentales como lo son: una gerencia que entienda la necesidad e importancia de la incorporación de las nuevas herramientas tecnológicas, personal experto y visionario en búsqueda constante de innovaciones, así como gerentes que se atrevan a romper con los viejos paradigmas.

La llegada de las tecnologías de información y comunicación rompen con todos los esquemas del pasado y generan otros nuevos que pronto serán superados porque están basados en el manejo de la información, y la información es a su vez un caudal imparable y cambiante.

Las TIC se basan en diversos medios tecnológicos o informáticos que almacenan y procesar la información proveniente consumidores, entes gubernamentales, particulares, otras empresas, competidores etc., con el objetivo de utilizarla más tarde para los fines propios de las personas o empresas. La idea general es que la información recolectada ayude a que las organizaciones se desarrollen de manera óptima en su campo.

Esa información es filtrada por esos medios tecnológicos hasta el punto en que permiten organizar y gestionar actividades específicas de cada departamento de una organización.reimigs

Desde el departamento de marketing hasta la sala de producción, todos se favorecen con el uso apropiado de los datos generados y procesados por los nuevos sistemas de información.

Lo anterior, explica la inherente e imperativa necesidad que tienen todas las organizaciones de reajustar sus estructuras organizacionales de tal manera que la información recabada sea apropiadamente distribuida entre los diferentes usuarios. Para tal fin, las estructuras jerárquicas verticales dentro de las organizaciones deben cambiadas a modelas menos convencionales, pero de distribución más efectiva.

Sojo (2016), afirma que los modelos organizacionales jerárquicos se han visto en la necesidad de hacerse más horizontales ya que este sistema es más eficiente no solo para la distribución de la información sino también para la toma de decisiones. El hecho de no tener que atravesar barreras burocráticas permite la fluidez de la información y la rápida y asertiva toma de decisiones. Todo esto apoyado en el uso de tecnologías de comunicación permite que cualquier usuario pueda en tiempo real comunicarse con directivos en cualquier parte del mundo, nutriéndoles con información veraz para la toma de decisiones congruentes con los cambios globales.

Investigadores como Laud y Thies (1997) ya desde hace algunos años habían vislumbrado que las TIC potenciarían un cambio en las estructuras organizacionales   hasta el punto de que las empresas dejaran su estado de rigidez para convertirse en organizaciones flexibles. Esta flexibilidad es un factor al que toda empresa debe apegarse para poder sobrevivir a esta nueva sociedad del conocimiento.

La incorporación de las nuevas tecnologías de información permite además un análisis global de los datos lo que en definitiva favorece a una mejor planificación de las actividades de las empresas porque ayudan a conocer las tendencias futuras y prever las acciones de la empresa ante cualquier contingencia.

Reimig-02

El alcance de las nuevas tecnologías de información ha permitido también que las empresas se acerquen no solo a sus consumidores de una manera más íntima sino también sus socios comerciales, empresas de otros ramos y hasta a los competidores cercanos.

Según Sojo citando a Hartman (2002) El desarrollo tecnológico ha dado pie a nuevas plataformas como el e-business y el e-commerce que han transformado la forma de hacer negocios con otras organizaciones y consumidores. Ambas han favorecido las eficiencia y velocidad de las transacciones comerciales, al poder realizar operaciones de compra-venta y pagos utilizando herramientas web. Son herramientas tecnológicas que dan paso a la innovación y han agregado valor a las organizaciones al ser percibidas como entidades más cercanas y menos burocráticas.

Por lo anterior, La inversión en infraestructura tecnológica también contribuye a mejorar la forma en que es percibida la empresa tanto por parte de los clientes como por otras empresas en la industria. Lo que acrecienta más aun su valor no solo comercial sino cultural. Finalmente, el mayor éxito que cualquier organización pudiera tener seria que sus producto o servicio se convirtiera en parte de la cultura de un pueblo o nación, o mejor aún de esta sociedad globalizada, técnica que conocen y han garantizado el éxito de empresas de clase mundial como por ejemplo Apple cuyos productos ya sea de hardware o software se encuentran sino en las manos, al menos en la mente y cultura de cada habitante de este planeta.

reimig

Enlace corto a este post: https://wp.me/p9K3ol-x