Google dice (casi) adiós a su célebre mantra ‘Don’t be evil’

“No seas malvado”. Ese era el eslógan oficioso de una empresa que en sus comienzos parec