Google le tira un salvavidas a los medios

 

El papá de los pollitos, el patrón de patrones, Google decidió hacer una última apuesta por los medios tradicionales. La pregunta del millón es ¿quiénes tienen la capacidad y el musculo para subirse en ese último barco?

Es curioso decir esto, pero Google se apiadó de los medios tradicionales de comunicación. Después de que les quitó casi el 80 por ciento de la torta publicitaria, ahora tira un salvavidas para rescatar a un grupo de empresas que están sumidas en la más profunda de las crisis. Por supuesto, todo tiene una cascarita.

Sundar Pichai, CEO de Google (ósea el hombre más poderoso del mundo) convocó a medios de todo el mundo para que fueran a Estados Unidos. Habló con tono solemne, cómo de político en campaña, pero se vistió con unos jeans y sacó de padre millenial. Tiró uno de esos lugares comunes que adoran los gringos: “hoy es más importante que nunca apoyar el buen periodismo. Es fundamental para la democracia” y procedió a anunciar que rediseñaron Google News.

Google News, para los que no le tenía en el radar, era una pestaña que agrupaba noticias de distintos medios de acuerdo con las tendencias del día. El invento hizo la curva de internet: exitoso en el primer lustro, no se pudo renovar y terminó por desaparecer. Hasta ahora. El papi de los pollitos decidió volver a darle vida, según ellos, para premiar el contenido de calidad y para combatir la propagación de las fake news.

La nueva versión de Google News organizará las noticias en función de lo que pueda interesarnos y dará prioridad a las fuentes más fiables, descartando las que en el pasado hayan contribuido a las fake news. En otras palabras, cada día proporcionará un listado de noticias de acuerdo con lo que le interese a cada usuario y le dará prioridad a los medios más serios, relevantes y capaces. Todo esto, apalancado en poderosos algoritmos de AI (Inteligencia Artificial).

Todo esto es una buena y una mala noticia para los medios. Por un lado, Google, a diferencia de Facebook, entiende que ellos son un buscador no un productor de contenidos, por eso delegarán el trabajo de los contenidos a los medios, que tienen por delante el reto de ajustar sus plataformas, productos y sobre todo contenidos para agradar a la mayor cantidad de individuos posible.

Google le está diciendo a los medios: “mire, yo les sirvo como intermediario entre usted y su lector/televidente/oyente, pero usted entregue contenidos de calidad, verdaderos y relevantes”. Y acá, entren en juego los anunciantes. Como la tarea actualmente es meterse cómo sea al celular de la gente, los pautantes le darán su bendición a los productores de contenidos que sean capaces de estar en este nuevo Google News.

Pero no todo es tan bello y color de rosa. Google tira el salvavidas, pero mantiene el poder. Es como el prestamista gota a gota (o paga diario). El primer día te sonríe y hace todo para hacernos creer que es un amigo, pero el día que apriete las turcas -por no decir otra cosa- y cambie los algoritmos, las inteligencias artificiales, volverá a poner a correr a los medios para que, una vez más, ajusten todo su andamiaje a lo que se le ocurra al próximo Sundar Pichai, papá millenial.

Quizá los medios puedan sobrevivir con este salvavidas que tiró Google en el corto y acaso en el mediano plazo. Pero a futuro tendrán que afrontar el reto de eliminar a los intermediarios entre el contenido y el usuario. Y para eso se necesita plata, visión, equipo humano y huevos (agallas, cojones, valentía), precisamente lo que no sobre por estos días de incertidumbre.

Crédito de la foto: @RevistaSEMANA.