Indonesia tiene planes globales para las criptomonedas locales

Si el gobierno de Indonesia está en lo cierto, las criptomonedas emitidas localmente algún día podrían unirse al aceite de palma o el carbón para ser uno de los principales commodities exportados por el país asiático.

Mientras Yakarta toma un interés activo en la regulación del sector de criptomonedas, la gestión del presidente Joko Widodo aparentemente percibe que hay mérito en ayudar a que la economía de tokens locales crezca con la esperanza, incluso, de beneficiarse con los impuestos sobre los activos digitales locales que logren llegar a las plataformas de trading globales.

“Indonesia está deseando tener un montón de commodities para exportar. Y nosotros podemos aprovechar esta oportunidad para hacer que las criptomonedas se conviertan en uno de los potenciales productos para la exportación”, comentó en una entrevista con CoinDesk Jerry Sambuaga, viceministro de Comercio de Indonesia.

En Indonesia, el uso de criptomonedas como moneda de pago está prohibido tanto por la normativa local como por la ley islámica, la cual se aplica a aproximadamente el 87% de los 273 millones de habitantes del país. Sin embargo, los criptoactivos están calificados como commodities en el país y son agrupados bajo la misma categoría que los cereales y el oro.

Y gracias al creciente afecto nacional por el comercio especulativo online, las criptomonedas son muy populares en Indonesia, lo que las convierte en uno de los mercados más dinámicos del mundo.

Según el Ministerio de Comercio, este país tiene más de 14 millones de usuarios de criptomonedas, comparado con los nueve millones de traders de valores. En marzo, la cantidad de traders de criptomonedas aumentó 300% desde el 2020, impulsada en parte por una gran población no bancarizada. Si bien el mercado bajista recortó los volúmenes negociados en todo el mundo y el país del sudeste asiático no fue la excepción, los indonesios ya han comercializado 212 billones de rupias (US$14.300 millones) en criptomonedas durante la primera mitad del 2020, según muestran los datos del Ministerio de Comercio que CoinDesk pudo chequear.

Criptomonedas para exportar
En Indonesia, las criptomonedas están clasificadas como commodities y reguladas por la Agencia Reguladora del Comercio de Futuros de Productos Básicos (Bappebti) del país que responde al Ministerio de Comercio. La Bappebti trabaja con la Asociación de Blockchain de Indonesia (ABI), un grupo comercial, para establecer y mantener las normas de concesión para los criptoactivos y los proveedores de servicios.

El 1 de agosto, la Bappebti publicó un listado actualizado de las 383 criptomonedas que los indonesios pueden negociar, muchas de ellas son activos digitales comercializados en todo el mundo como bitcoin y ether.

Según Sambuaga, Indonesia también tiene grandes planes para los tokens emitidos localmente. Si el país pudiera fomentar y desarrollar tokens locales aprobados para convertirlos en “productos valiosos”, entonces esos tokens podrían ser tratados (y, por lo tanto, gravados) como commodities del país que comercializan en los mercados globales.

Sambuga señaló que los emisores de tokens locales también podrían estimular la economía del país. Afirmó que estos emisores recientemente han organizado eventos y promociones en Indonesia y en el extranjero que atrajeron “consumidores”, “potenciales inversores” y “partes interesadas en colaborar con los desarrolladores de monedas locales”.

No obstante, esto no quiere decir que sea sencillo conseguir que un token local forme parte de la codiciada lista blanca de activos aprobados de Bappebti.

Agustino Wibisono, fundador de la startup de criptomonedas de Indonesia Sangkara, ha estado intentando desde noviembre pasado que los reguladores locales le den luz verde a su token. Sin esta aprobación, el token no puede ser considerado para el trading en los exchanges regulados del país.

“Esperamos conseguir la licencia pronto”, dijo Wibisino, y se mostró optimista por un reciente aporte de capital en su startup que podría inclinar la balanza a su favor.

Wibisono es uno de los tantos empresarios locales que están intentando conseguir que sus tokens sean aprobados para poder cotizar en los exchanges locales.

Solo 10 de los 383 tokens autorizados en Indonesia son locales, comentó Sambuaga en agosto. Los empresarios aspirantes, como Wibisono, deben pasar por una rigurosa evaluación llevada a cabo por la ABI antes de que sus tokens sean aprobados.

Wibisono dijo que ha estado informando a los reguladores con frecuencia sobre las operaciones de su startup desde diciembre con la esperanza de conseguir la aprobación. A principios de este mes, CNBA Indonesia anunció que el token local ASIX no fue aprobado y que tendrán que solicitarla nuevamente.

La evaluación del token

Para que pueda operar en Indonesia, un token digital debe estar basado en la tecnología de un libro contable distribuido. Además, también debe estar clasificado como “activo” o “activo respaldado”, ya que el uso de criptomonedas como medio de pago está prohibido según las regulaciones locales y la ley islámica.

Todos los emisores de tokens locales que buscan su lugar en la lista blanca deben someterse a una evaluación llamada “proceso de jerarquía analítica” (AHP, por sus siglas en inglés) que lleva a cabo la ABI y Bappebti.

La ABI es la encargada de examinar la capitalización de mercado del activo, los exchanges en los que está y los beneficios y riesgos económicos asociados al token. Antes de que la Bappebti haga su revisión, la ABI le otorga un puntaje al activo.

“Siempre y cuando cumpla con los criterios, podrá incluirse en la lista blanca. Por lo tanto, es un método bastante abierto y transparente de crear una lista blanca”, destacó Jay Jayawijayaningtiyas, director nacional del exchange Luno que es miembro de la ABI. La empresa matriz de Luno, Digital Currency Group, es propietaria de CoinDesk.

Pero acá es donde todo se pone más complicado para los emisores de tokens locales, según Asih Karnengsih, presidenta de la ABI. Karnengsih afirma que es poco probable que los nuevos tokens locales que no han estado en exchanges o que solo han sido comercializados en pocas plataformas reciban un puntaje alto en la prueba AHP que hace la asociación y los exchanges.

“La regulación es bastante clara, pero aún no es la ideal. Entonces, lo que la asociación está intentando hacer es ayudar [a los reguladores] a descubrir cómo podemos mejorar el proceso, específicamente para asegurarnos de que los proyectos locales puedan crecer aquí en Indonesia”, señaló Karnengsih.

Para Indodax, uno de los exchanges más importantes del país con más de 5,5 millones de usuarios, es mucho más fácil agregar criptomonedas populares y globales, como bitcoin y ethereum, que aquellas locales, según opina el cofundador y CEO, Oscar Darmawan.

“Pero creemos que la situación cambiará porque el gobierno asegura que intentará agregar a la lista a tantos tokens locales como sea posible, para que los exchanges también puedan comercializar tokens locales”, expresó Darmawan.

A través de la evaluación AHP, los reguladores indonesios están permitiendo que la industria se regule a sí misma hasta cierto punto. Pero el tema es que la autorregulación en el mundo de las criptomonedas no tiene el mejor historial.

Los reguladores de Japón se han distanciado de un organismo de la industria, el cual probablemente lideró el experimento de autorregulación de criptomonedas más destacado del mundo, por problemas en la gestión y demoras en la implementación de normas contra el lavado de dinero.

Karnengsih cree que los reguladores de Indonesia se están apoyando en la ABI para obtener ayuda debido a la falta de recursos humanos, especialmente aquellos con conocimientos técnicos del sector de criptomonedas.

“Intentan involucrarnos demasiado porque, sí, realmente no tienen gente que verdaderamente comprenda la industria. Por eso tenemos mucho trabajo”, comentó Karnengsih.

Los reguladores locales también implementaron otras tácticas para hacer que la industria sea más segura y transparente para los usuarios. Hace poco, el regulador puso en marcha una línea de ayuda llamada “Lini Bappebti” para responder a las quejas y ayudar con las solicitudes generales de información sobre criptoactivos. Bappebti también aumentó el monitoreo y la supervisión de los traders y exchanges.

“Abierto”

La reciente caída del mercado ha reducido a la mitad el valor de la transacción promedio de Indodax, pero la cantidad de nuevos usuarios del exchange sigue aumentando a un ritmo constante, según Darmawan.

“Pienso que el apetito de los inversores en Indonesia todavía es extremadamente positivo. Esto se ve reflejado en la cantidad de personas que ingresan en el espacio de criptomonedas. Claro que no es tan rápido como en el 2021, pero aún así es más rápido que en otras industrias”, aseguró Jayawijayaningtiyas de Luno cuando se refirió a la discrepancia entre el número de traders en el país y los inversores de criptomonedas.

Sambuaga, el viceministro de Comercio, señaló que el objetivo de desarrollar tokens locales es que eventualmente se graven. Los impuestos que Indonesia cobra sobre las inversiones de criptomonedas son mucho más bajos que los del resto de los mercados asiáticos. En Japón, los inversores minoristas de criptomonedas pagan hasta 55% en impuestos sobre las ganancias de capital. En contraste, Indonesia implementó a principios de año un impuesto de 0,1% sobre las ganancias y valor agregado sobre los ingresos y las transacciones de criptomonedas.

Darmawan afirma que el impuesto es más bien un esfuerzo para formalizar a las criptomonedas como una forma de inversión, y no una medida restrictiva.

“Indonesia está abierta a cualquier tipo de inversión y colaboración, y nosotros estamos considerando a los commodities de criptomonedas como uno de los potenciales productos para nuestras potenciales exportaciones”, dijo Sambuaga. “Promovemos nuestros tokens locales y estamos felices, y digamos que estamos seguros de que en el futuro seremos uno de los jugadores clave dentro del mundo de las criptomonedas”.

Link: https://es-us.vida-estilo.yahoo.com/indonesia-planes-globales-criptomonedas-locales-191301051.html