LA GUERRA MEDIÁTICA: LA PUBLICIDAD VS. LOS AD BLOCKERS

Por Inés Casserly

adblockers

Fuente: The Next Web, Adblock Plus

Los ad blockers son el enemigo de la publicidad digital. Estas extensiones de navegador presentan un gran problema no solo para los que publicitan, pero también para los medios que viven de eso. En los últimos años, el uso de estos programas solo aumentó, y se espera que para fines de 2018 el 30% de usuarios lo tengan instalado.

Ignorar las publicidades no es suficiente — suelen distraer a los usuarios del contenido que están consumiendo y terminan generando una experiencia de usuario negativa. Por eso la necesidad de un ad blocker. Pero esta guerra no se gana sola.

El tema no es novedad. La serie Black Mirror presentó un capítulo en su primera temporada, planteando un mundo utópico donde los personajes vivían sólo para escapar la publicidad. Cada vez es más inescapable, con redes sociales y juegos en los celulares que no nos dejan más opción que tolerarlos si queremos usar el producto. Pero sin publicidad matamos a los creadores de contenido.

¿Qué son los ad blockers?

Se considera ad blocker a los tipos de software o hardware que se encargan de eliminar los anuncios de una página web. Entre los programas más conocidos está la extensión “Adblock” para Google Chrome, que agiliza la experiencia para el usuario.

La primera versión de adblock fue en el 2002, creado por el dinamarqués Henrik Aasted Sørensen, que creó el proyecto como una distracción de la facultad. Luego, se desarrollaron varias alternativas que son las más conocidas de hoy en día, como Adblock Plus y Ublock Origin.

¿Quien los usa?

Hoy en día, se estima que 65 millones de usuarios de desktop usan software de ad blocking, con casi 26 millones de usuarios en dispositivos móviles. El número solo incrementó desde el 2014, que demuestra la disconformidad de los usuarios al momento de consumir contenido.

223487

Fuente: eMarketer

¿Cual es la solución?

Al bloquear publicidades, los usuarios crean un gran problema para aquellos que crean contenido. Para medios independientes, no les queda otra opción para obtener financiamiento. Los medios más grandes empezaron a implementar su contra — los usuarios no pueden acceder al contenido si no apagan sus adblockers. Igualmente, históricamente es la forma más directa de ganar dinero. Hoy en día, medios como The Guardian y sitio de tecnología Tech Crunch organizan eventos para recaudar plata, como una posible segunda opción.

La tecnología avanza y la guerra continúa. Los medios tendrán que encontrar una alternativa y continuar innovando para luchar contra el problema.