La importancia de las reglas claras no negociables en el mundo digital para tus hijos

pp

¿Qué futuro deseas para tu hijo?

Creo que como padres, todos deseamos lo mejor para ellos. Deseamos un desarrollo físico, conductual e intelectual óptimo en su vida futura independiente.

De forma preocupante y alarmante, la invasión de los medios digitales y los aparatos se ha apoderado de nuestro medio ambiente, teniendo consecuencias negativas en todos los campos de salud en nuestros pequeños. Múltiples y muy serios estudios, de todas las partes del mundo, han demostrado la asociación directa entre tiempo de exposición a internet en cualquier forma con a) obesidad b) Menor condición física c) Problemas académicos y de maduración d) violencia intra y extrafamiliar e) Sueño de mala calidad y cantidad f) Acoso escolar (bullying) y g) Conductas de alto riesgo a largo plazo como drogadicción y sexualidad tempranas.

En un artículo reciente de Journal of Pediatrics (1), se toma un concepto muy interesante y actual, el de “niñez floreciente”, que se define como todos aquellos componentes deseables de bienestar emocional, regulación sicológica, sentido de propósito, iniciativa, diligencia, e indicadores de capacidad académica, no sólo de calificaciones sino de realización exitosa de tareas y asignaciones y del interés de aprender cosas nuevas. En una población escolar, se midió específicamente en pruebas validadas cada uno de estos puntos, tomando como factor único el tiempo que un niño pasa diariamente viendo todo tipo de medios digitales.

Como era de esperarse, a más tiempo viendo pantallas, cada uno de estos parámetros se comportaba peor, esto es: más berrinches no controlados, falta de sueño (ver artículos previos sobre las consecuencias en salud al respecto), disminución de calificaciones y entrega de tareas y asignaciones, menos lectura, cultura, menor aprendizaje de cosas nuevas y lo más triste: la incapacidad de planear a largo plazo (“función ejecutiva”), que es la característica mediante la cual se sacrifican las recompensas a corto plazo por metas a mediano y largo plazo: no veo televisión pues quiero ayudar a mis padres con una beca para mi escuela profesional. Así mismo, cosas ya conocidas, aumentan las posibilidades de depresión, aislamiento emocional y personal, y otros trastornos sicológicos.

Vamos, ya hasta está aceptado el diagnóstico de “adicción a los juegos” (videos), con daños similares a los de la heroína, y el coeficiente intelectual promedio del ser humano ha caído en los últimos 20 años en todo el mundo gracias en parte a esta situación.

Debido a la evidencia anterior, los expertos recomiendan que se sigan las siguientes reglas para evitar la exposición excesiva al mundo digital en nuestros hijos (2)

  • No exposición a ningún tipo de medio electrónico (incluyendo TV abierta) por debajo de los 18 meses. Razón: El cerebro del bebé viene programado para aprender tridimensionalmente y en base a relaciones sociales con humanos, no bidimensionalmente con juegos. Baby Einsten etc. no sirven.
  • De los 18 a los 24 meses: Escoger programas o “apps” de alta calidad y usarlos JUNTO con ellos por espacio no mayor de media hora al día; el dejar que los niños los jueguen solos con los aparatos debe estar prohibido. Las consecuencias a mediano y largo plazo en niños menores de 2 años están bien demostradas: Lenguaje retrasado, menor socialización, más posibilidades de déficit de atención y mayor impulsividad negativa y berrinches.
  • De 2 a 5 años: Limitar a una hora al día o menos, la programación o contenido de “apps” debe ser de alta calidad y adecuada a la edad. Sumamente importante es la presencia de los padres durante este tiempo para promover un aprendizaje correcto, interacción familiar –que tanto se ha perdido- y poner límites desde esta temprana edad
  • Evitar usar los celulares y “tablets” para calmar a los niños. Ellos necesitan disciplina y límites como parte de su formación, así como aprender a tolerar la frustración. (En mi consultorio, tristemente, cada vez es más frecuente ver entrar a niños de 1 año con el celular en la mano para que no llore.
  • En edad escolar: a) No más de 1 hora de exposición a medios digitales. B) La tarea se hace con celular y TV apagados (todas las pantallas). C) Sumamente aconsejable es la creación de un tiempo libre de internet diario para: ejercicio, plática familiar, leer, etc. D) Los padres deben tener el control de los límites, horarios, actividades y planes para el hogar. E) Muy importante sentarnos a ver los programas de TV con nuestros hijos, preguntarles, instruirlos, y educar en base a lo que ven (además, así monitorizamos el contenido).
  • Se desaconseja terminantemente tener televisión y de ser posible computadora en el cuarto
  • Laptops, celulares, Ipads etc. se recogen por las noches, y de ser posible, se apaga la conexión a internet en el tiempo de sueño.
  • Las comidas se hacen sin pantallas y sirven para conversar. No es aconsejable la televisión en ese recinto.
  • Los papás deben entrar en la idea de la convivencia con sus hijos. El mucho o poco tiempo que tengamos para ellos hay que convivir, no estar viendo medios digitales. Las casas actuales son de familias aisladas, en donde cada miembro se encuentra viendo su pantalla sin convivir.

Como padre, comprendo que es difícil llevar a cabo lo anterior. Pero no hacerlo lleva a consecuencias a corto, mediano y largo plazo que tendrán un impacto negativo para el desarrollo de tu hijo

 

  • The Inverse Relationship between Digital Media Exposure and Childhood Flourishing. Stephanie Ruest, MD, Annie Gjelsvik, PhD, Max Rubinstein, MD, Siraj Amanullah, MD, MP. Journal of Pediatrics June 2018.
  • Media and Young Minds. Council on Communications and Media. American Academy of Pediatrics Policy Statement. Pediatrics, November 2016.