Los inicios del Internet

Cronología del nacimiento de internet

Realmente no hay un consenso claro en definir la “fecha de nacimiento” oficial. Algunos autores sitúan este momento en el nacimiento de ARPANET en 1969. Este hecho se puede considerar el embrión de Internet por ser el primer intento de unir computadoras situadas en distintos lugares, pero no se puede considerar Internet todavía. La definición más extendida de Internet es la de Red de redes. ARPANET no es una red de redes sino unas cuantas computadoras unidas entre sí mediante conexiones telefónicas.

 

Sería más correcto señalar como el nacimiento de Internet a la puesta en servicio de la red NSFNET, una red que ya utiliza los protocolos TCP/IP y cuya misión es la de ser troncal para la conexión de redes. Este hecho se produce en 1985, aun cuando ARPANET sigue en servicio. Es por ello, que NSFNET se considera una evolución o continuación de ARPANET, aunque realmente su objetivo es ya claramente la interconexión de redes, eso sí, utilizando todos los desarrollos y éxitos de ARPANET.

En cualquier caso, su nacimiento no es un hecho puntual sino más bien una evolución.

Lo que sí está claro es dónde nace Internet. Su lugar de nacimiento es Estados Unidos.

A finales de los ochenta, la cantidad de usuarios conectados a la red creció notablemente y, lo que es más importante, comenzó a internacionalizarse.

Comenzó a vislumbrarse la posibilidad de conectar todas las redes existentes en el mundo, pero para conseguirlo era necesario crear una forma estándar de almacenar los datos que pudiera verse desde cualquier plataforma informática.

En 1989 desde el CERN (Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire, Organización Europea para la Investigación Nuclear) con sede en Suiza, Berners-Lee presentó un software basado en protocolos que permitían visualizar la información utilizando el hipertexto.

Con esta especie de pseudolenguaje era posible incrustar objetos, como imágenes y videos, así como referencias en forma de vínculos; los muy conocidos links, a través de los cuales es posible visualizar y acceder a otros documentos, no sólo del propio ordenador, sino también de ordenadores remotos, e incluso generados y almacenados en plataformas diferentes.

Así nació HTML (HyperText Markup Language o Lenguaje de Etiquetas de Hipertexto), que se convertiría en el estándar de diseño Web en los años posteriores.

También se desarrollaron otras especificaciones como URL (Localizador de Recursos Uniforme) e HiperTexto Transfer Protocolo (HTTP) o Protocolo de transferencia de Hipertexto publicadas en el primer servidor y que lograron una amplia difusión.

Estas especificaciones se extendieron rápidamente entre los profesionales y entre los años 1991 a 1994, la carga en el primer servidor Web info.cern.ch aumentó diez veces cada año.

Para definir una dirección futura, Tim Berners-Lee creó el World Wide Web Consortium (W3C) en 1994,  que desde entonces interviene como un foro neutral donde empresas y organizaciones pueden discutir y ponerse de acuerdo sobre nuevos protocolos informáticos.

La WEB 1.0 a la WEB 2.0

La Web nació de la mano de Tim Berners-Lee el inventor del hipertexto y en su comienzo solo eran textos e imágenes “colgadas” o “subidas” a una computadora conectada a la red todo el día para que le gente pudiera entrar en ella en cualquier momento, a estas computadoras se las llama servidores. Para modificar su contenido se debía acceder a esa computadora y reemplazarlo manualmente. La web comenzó a popularizarse, nunca había habido en la historia de la humanidad algo similar para acceder a información.

La WEB 2.0 empezó a cambiar el mundo de la comunicación.

Blog: En pocas palabras, un blog es un sitio Web que facilita la publicación instantánea de entradas (posts) y permite a sus lectores dar retroalimentación al autor en forma de comentarios. Las entradas quedan organizadas cronológicamente iniciando con la más reciente.

Wiki: En pocas palabras, es un sitio web de construcción colectiva, con un tema específico, en el cual los usuarios tienen libertad para adicionar, eliminar o editar los contenidos.

Intercambio Multimedia: En la actualidad, son literalmente millones de personas las que participan en compartir e intercambiar productos multimediales, produciendo sus propios posdcasts, videos, fotografías, presentaciones, documentos, etc.

Redes Sociales: En estas comunidades, un número inicial de participantes envían mensajes a miembros de su propia red social invitándoles a unirse al sitio. Los nuevos participantes repiten el proceso, creciendo el número total de miembros y los enlaces de la red. Los sitios ofrecen características como actualización automática de la libreta de direcciones, perfiles visibles, la capacidad de crear nuevos enlaces mediante servicios de presentación y otras maneras de conexión social en línea. Las redes sociales también pueden crearse en torno a las relaciones comerciales.

Aplicaciones Web: Las aplicaciones web son populares debido a lo práctico del navegador web como cliente ligero, a la independencia del sistema operativo, así como a la facilidad para actualizar y mantener aplicaciones web sin distribuir e instalar software a miles de usuarios potenciales. Existen aplicaciones como los webmails, wikis, weblogs, tiendas en línea y la propia Wikipedia que son ejemplos bien conocidos de aplicaciones web.

 Historia del internet