Mamadas varias

tumblr_ndlsq96uZ61qkbcm0o1_400

Estoy de chismosa viendo otros blogs (como a veces lo hago, cuando quiero escribir) y aunque el concepto de “la gente escribe de TODO” lo suelo entender; es hasta que busco blogs que me doy cuenta de que LITERALMENTE la gente escribe de TODO.

En mi primer entrada escribí que mi inspiración para darle importancia a WordPress, eran los blogs japoneses con mil fotos de ramuné: Básicamente puedo escribir LO QUE SEA y no estará “equivocado” en un amplio (y ocioso) sentido de la palabra. De todos modos me gusta que las cosas tengan explicación y si llegan a ser desahogos, por lo menos que sean interesantes o bastante largos y bien argumentados hasta para mi.

He notado que varias de las personas que llego a topar, cuentan santo y seña de quiénes son y las actividades que hacen: Aún cuando hay “ene” cantidad de siniestros derivados de compartir un exceso de información personal en internet (y no se diga cuando incluyen fotos de los niños, la escuela a la que asisten y los amigos que tienen); aquello parece no preocupar a muchas personas y he visto varios diarios de vida desde (aproximadamente) 2010 y actualizados hace 2 ó 3 días: Ó sea, what? Dude, lo más loco es que son MAMÁS quienes ponen fotos de sus hijos y comparten lo que hacen.

Pero cuando veo los lugares (como Australia, Inglaterra o EEUU) entiendo que corren “menos peligro” que cualquier latinoamericano intentando el mismo proceso. La verdad considero que he sobrepasado mis propios límites, si junto todas mis cuentas en todas las redes sociales (exceptuando Facebook, donde no permito me añadan y tengo menos de 20 conocidos ahí) bien se puede armar una investigación, dar conmigo y matarme (o no). Son retazos de quejas, fotos sólo en Instagram y ni siquiera están etiquetados correctamente los lugares (excepto si son pasajeros, hace horas me retiré o fue hace días que estuve ahí)… De todos modos siento personalmente que ya he dicho mucho y varias veces borro las cosas: Quizá haya sido muy tarde (jeje) o por el contrario, me hice un enorme y oportuno favor… Who knows?

Pienso en qué clase de cosas seguir escribiendo ahora (con una pausa de media hora entre este párrafo y los anteriores, claro que estuve haciéndome wey en otras pestañas, de ninguna forma creas que miro al horizonte entre las palabras de arriba), tengo muchas quejas que me gusta más resolver en mi cabeza y otras tonterías que creo que ya terminé vía Twitter. Podría abrir una mini entrada con objetos curiosos que tengo, pero hay que sacarles fotos y tengo bastante pereza para desacomodar y reacomodar varios libros… Entonces está descartado.

16195603_1901890590030693_57280697768822922_n

Bueno, la semana pasada fui a ver Infinity War (dos veces, me da algo de hueva repetir las películas) y fue una mierda ver que los Russo (quienes introdujeron al Hombre Araña al MCU) siguieran la horrible línea de Jon Watts en Spider-Man Homecoming y de pendejo no bajaran al Spidey. Básicamente fue como otra ofensa y eso me cagó parte de la película. Creo que en Civil War estaba super poca madre cómo manejaban al Hombre Araña, Watts se cagó en eso y los Russo no respetaron su propio trabajo… Bueno, a mi me gusta Tom Holland en ambas facetas, pero sí, la cagaron con él: La gente no lo traga (la gente grande, los meros meros fans, los puto nostalfags u otros pendejos) y encima le hacen ver más teto, no sean mamones.

Hice dos viajes ese día, el primero fue a la vieja empresa a recoger unas impresiones y luego tuve que llevarlas (literalmente) al otro extremo de la ciudad. Toqué base amablemente en mi hermosa oficina, hasta que me dijeron que los materiales eran requeridos para presentación y tuve que hacerle de repartidor de pizzas. Ya sabes que AMO estar afuera y me encanta el metro, pero joder, para hablarte de mi ruta: Fui de Metro Panteones a Mixcoac (así, de huevos). Hacía un calor de la chingada, y en los inter tenía que caminar hasta los respectivos puntos de encuentro y a mi oficina. Como eran las dos de la tarde me dieron el día libre (igual ya había terminado mi trabajo y al parecer nadie iba a regresar a la oficina), estaba por bajarme Extremadura hasta el cruce Félix Cuevas con Universidad e irme al Cinépolis, pero había dejado mi comida en la oficina y otras cosas importantes.

Y ahí voy de pendeja a subirme otra vez hacia el norte y pensé en invitar a mi amigo y al programador. Fuimos todos al cine y hay que decir que mi amigo estaba más entretenido viendo mis reacciones a la película (creo que esa era la cuarta vez que él la veía en menos de una semana de estrenada) y se divirtió de lo lindo. Al día siguiente el tipo tenía una “cita” de la cual el programador, su prima y yo, le hicimos un chingo de burla; y al final se rajó de ir. Como le dije que iría al cine otra vez, él me acompañó (ahora sí fuimos a Universidad) y ciertamente me pareció mejor la segunda vez que la vi.

Eso no exime a los Russo de lo estúpido que hicieron ver a Spider-Man… Bueno, olvidado ese asunto, la película está bastante buena (y en parte está algo estúpida, pero bueh…). A mi sí me gustó la elección de Tom Holland y sigo creyendo que hace bien su trabajo: Él no tiene la culpa del microuniverso tan mierda y tan políticamente correcto que le hicieron, y de que cada escritor le haga ver más pendejo (hasta parece que se le olvidó lo aprendido en Homecoming), en vez de más independiente (como en Civil War).

El que no esté de acuerdo, pues qué chido.

Mañana regreso a trabajar, al parecer viene una semana que también estará hasta la madre y eso me parece bien: Exceptuando un poco que tengo que hacer wireframings y he descubierto que eso me da algo (mucha) de hueva. El hecho de diseñarlos únicamente, me hace entender un poco del porqué no quiero aprender a programar y me recuerda porqué reprobaba esa materia (jajajaja… ja). Bueno, al menos es a mi gusto, entonces deja de darme un poco de hueva y siempre agradezco tener trabajo.

Eso es bastante cool ¿Sabes? Hice mis respectivas remembranzas mientras diseñaba la página de la empresa (toda) y en esas fechas recordaba que hace un año estuve desempleada una semana y había entrado a trabajar con la farmacéutica. Es aún más chistoso que estuve por esa zona cuando tuve que dejar las impresiones que yo misma había diseñado… 364 días después de que me habían contratado (igual de palabra) y era mi primer medio día en el despacho. Cómo me gustan esas coincidencias.

Otra cosa bastante cool es que AL FIN ya no tengo que perder el tiempo ni “desquitar” mi pequeño salario en caprichos: Cuando trabajaba en los hoteles a veces trazaba patrones para tejer, hacía tarjetas de navidad, identidad gráfica para tiendas (de la hija) y otras tonterías. Cuando estaba en la farmacéutica me tocaba hacer promociones para ventas de “vajilla fina” (la amiga de mi jefa decía que era vajilla fina, a mi me importa un carajo), etiquetas para aniversarios luctuosos, el “Felices Fiestas” para su hermana, y algunas cosas que igual ya olvidé un poco: He sido libre de esas tonterías, desquito mi sueldo en cosas ÚTILES para la empresa (y con una respectiva recompensa, ya que trabajo rápido y bien) y que benefician a todos.

Esa es una de las cosas más satisfactorias, el hecho de que ya no pierdo el tiempo con esas niñerías que se les ocurrían a mis jefes (y hacerlas por menos pasta). La gente que no encuentra empleo de Diseñador Gráfico (y además bien pagado) es aquella que no quiere aprender. Antes de salir de la Universidad estaba algo preocupada de no conseguir empleo, pero como es “el paso natural” después de estudiar una carrera; entonces lo lógico era armar un portafolio, hacer un CV decente y buscar vacantes por Internet. Me quedé en mi primer entrevista, no ganaba nada (de verdad, ahora que lo veo no ganaba nada) pero era un acuerdo justo; pues como estaba aprendiendo (literalmente) mis jefes me debían tener un poco de paciencia.

Muchos de mis compañeros no tienen interés en hacer algo como eso, su ego y pereza son demasiados grandes como para permitirles APRENDER desde cero y darse cuenta que lo visto en la escuela es NADA y que PUEDE estar equivocado. Ahora después de casi dos años de haber egresado (estoy a seis días) y de haber tenido mi primer trabajo, lo veo todo en perspectiva y ha sido un trabajo duro y satisfactorio: No hubiera creído tener este empleo y ser de tanta utilidad en el mismo (si me lo hubiera dicho en el pasado, me hubiera sorprendido mucho). El trabajo aumenta mucho tu confianza, lo veo y siento tan natural, que agradezco tenerlo y dedicarle tanto tiempo.