Más allá de Twitch

Empiezo este post a finales de octubre de 2021, bastante sorprendida por lo que estoy encontrando en redes sociales.

Cuando YouTube explotó en popularidad y se empezaba a conocer como una profesión, tuvimos este mismo debate.

¿Debería dejar de estudiar o trabajar para dedicarme a YouTube? Ahora simplemente surge la misma pregunta, solo que con Twitch y el mundo del streaming.

Esta cuestión la resumía de forma muy adecuada y concisa Ibai Llanos, en este clip en uno de sus livestreams. Ya escribía sobre este tema en 2015, cuando RadikalSive se planteaba dejar todo para dedicarse a tiempo completo a YouTube… y la conclusión sigue siendo la misma:

No lo dejes todo para dedicarte a la plataforma más popular en el momento. Hay gente que se dedicó por completo a YouTube, triunfó, pero con el auge de Twitch ha podido quedarse atrás. Este trend, como cualquier otro, no va a durar para siempre.

Trabaja, prepárate, estudia… y dedica lo que puedas al contenido audiovisual, porque no sabes cuando puede acabar. Y lo que más vemos son los casos de éxito, pero el porcentaje de personas que triunfan en la plataforma contra el resto es ridículamente bajo.

¿Puede funcionar y convertirte en uno de los grandes perfiles de la plataforma? Sí, y ojalá lo consigas. ¿Es probable? No mucho, pero por intentarlo que no quede. ¿Hay que dejarlo todo para estar al 100%? No, ni mucho menos. Empieza, y a medida que obtengas beneficios de cualquier tipo, vas evaluando en cada momento. Será un proceso largo, y habrá que plantear esa cuestión múltiples veces a lo largo de tu vida.

Tu valor como streamer

Hasta aquí no he contado nada nuevo, y probablemente muchas de las personas que lleguen hasta aquí estén de acuerdo conmigo. Pero he descubierto algo que puede llegar a ser preocupante…

A través de un post en Reddit, /u/Bronichiwa_ en la comunidad de /r/twitch cuenta que dejó la plataforma morada hace 9 meses después de 3 años haciendo streamings, aumentando la intensidad de su actividad durante la mitad de ese tiempo. Sin crecer como esperaba, decidió dejarlo para dedicarse a otra cosa y encontrar mayor satisfacción con una nueva dirección profesional.

Este usuario nos cuenta su experiencia y nos deja varias reflexiones:

  • El mundo es mucho más grande que Twitch, there’s a bigger picture
  • Aunque te apasione esta actividad, hay más por descubrir que pueden ser tu pasión y que te hagan feliz
  • En el mundo real, salvo que seas una figura de gran reconocimiento como (en el caso de España) Auron, Ibai… a nadie le importan tus estadísticas, tus subs, el número de horas en stream al día…

No sé si por confinamiento o porque nos volcamos cada vez más en el mundo digital, pero a veces podemos pensar que todo se reduce a la relevancia que tenemos en la red. Y nos olvidamos de nuestro bienestar, nuestro desarrollo personal, nuestra salud mental y física…

Y es que tu canal, tu crecimiento, tu desarrollo en Twitch no define tu valor como content creator, como persona, como streamer.

Es algo que tal vez mucha gente piense o sea una sensación que se esté popularizando entre streamers que no consiguen sus objetivos por más tiempo que inviertan o más esfuerzo que apliquen. Y no, tus números no definen tu valor.

Otras dudas

Muchas personas también se están planteando el cómo entretener a su audiencia de forma constante, llegando a preguntarse si son personas aburridas al no conseguirlo.

Otras también se cuestionan si es sano mostrarse siempre optimista ante las cámaras, de forma que no parece natural o da una imagen equivocada de la realidad.

Lo que parece cada vez más claro es que la vida en streaming está moldeando la forma en que algunas personas se perciben o se quieren dar a conocer, pero no podemos dejar de lado cuestiones tan importantes como la salud mental, la autoestima y el contacto con otras personas como iguales, no solo como creators con su audiencia.


Como todo en la vida, disfrutad vuestros hobbies con salud, cuidaos y aportad en positivo a vuestras comunidades.

seeU!