Necesitas una agencia para el Marketing Digital

Business concept with copy space. Office desk table with pen foc

 

El marketing digital es uno de los poderes que mueve al mundo en este momento y tú no puedes seguir por fuera de todo lo que está ocurriendo. Millones de clientes buscan productos por internet segundo a segundo. Si necesitas vender más, obtener mayores ganancias, crecer, expandirte, necesitas una agencia de marketing digital.

 

¿Por qué no estás vendiendo en la web?

 Vamos a asumir que no estás en el punto “cero”, porque de ser así, la necesidad de una agencia es más urgente. Desde hace un tiempo y es una realidad cada vez mayor, si un producto no existes en la web, prácticamente no existes para miles de consumidores que ven a internet como una forma de comprar, de crear vínculos con sus marcas.

Ahora bien, en este punto de seguro te preguntas… por qué no estás vendiendo si haces artículos, quizás colocas palabras clave, hablas de temas relevantes, has pagado unas cuantas promociones en facebook e instagram; tienes un blog y un site… pero al final de cuentas solo obtienes un par de “me gusta”, unos cuantos seguidores y listo, todo muere ahí.

Lo que sucede es que el marketing en la web o e-marketing ha cambiado diametralmente y no se trata ya del simple hecho de generar un buen contenido y colocar unas cuantas palabras que tienen más o menos relevancia; estamos hablando de millones de personas que están haciendo lo mismo, entonces ¿Por qué te seleccionarían a ti?

 

¿Esa es la pregunta importante… por qué te seleccionarían a ti?

La respuesta a esta pregunta es bastante amplia porque no es una sola acción la que debes tomar… lo que necesitas realmente es una agencia de e-marketing que tenga la capacidad no solo de conseguir clientes potenciales, esa es solo la punta del iceberg; necesitas que esos clientes potenciales pasen a ser clientes que compran.

Y para poder lograr este objetivo necesitas revisar varios elementos con tu agencia, comenzando por tu sitio web, por ejemplo. Tienes un sitio web capaz de generar conversiones, porque no es suficiente con el hecho de que el diseño sea atractivo o con tener la información de tu producto o servicio.

Tu sitio web tiene que estar preparado para la venta es decir optimizada;  cada página del sitio debe tener un objetivo más allá del tradicional ¿Quiénes somos? y contáctanos. No se trata solo de que la gente te encuentre, sino de qué sucederá cuando te consigan. ¿Tu site tiene la capacidad de llevarlos hasta el punto de decisión de compra? o solo los vas a aburrir con toneladas de información que realmente no quieren leer.

 

Lleva a tus clientes hacia el embudo de ventas

 ¿Estás familiarizado con este término? Si no es así, es justo uno de los motivos por los que no estás vendiendo en la web; y en caso contrario, sabes lo que es, pero no tienes muy claro cómo hacer que tus clientes entren en él.

Y lo cierto es que este trabajo es para una buena agencia de E-Marketing, porque construir una estrategia que impulse a tus clientes a comprar a través de un embudo o funnel de ventas, no es algo que podrás hacer con éxito mirando un par de cursos en vídeo.

Imagina que te lesionas la mano y en vez de acudir al traumatólogo buscas en la web un curso de traumatología y tú mismo buscas atenderte ¿Sería una locura, cierto? Estás haciendo lo mismo con tu empresa, o tu marca, cuando tratas de generar estrategias e-mail marketing por tu cuenta, sin tener los conocimientos reales.

El embudo de ventas tiene varias etapas y está basado principalmente en una buena estrategia de Cross Channel, en la que puedes captar a tu cliente potencial para luego llevarlo a través de varias comunicaciones especializadas, desde el punto cero hasta el cierre de una compra.

Debes tener la capacidad de mirar lo que hace tu cliente en cada punto del funnel o el embudo, para que en función a esto, puedas enviar las comunicaciones estratégicas necesarias y diseñadas específicamente para el punto en el que está tu cliente.

No le dirías lo mismo a un cliente que acaba de entrar a tu tienda (una zapatería, por ejemplo), que a un cliente que ya está sentado con un par de zapatos deportivos en la mano y pregunta por una talla en específico ¿Cierto? Justamente, esto mismo ocurre en el e-marketing, se suele tratar a todos los clientes por igual, y ahí, comienza el error.

Define bien tus objetivos y luego comienza una estrategia real de la mano de una agencia de E-Marketing especializada que pueda llevarte a los objetivos que realmente necesitas. Recuerda los “me gusta” o los seguidores no pagan las cuentas, las conversiones sí.