Noticias de la EFF

eff

EEUU: Alto a la Ley CLOUD

Tus datos se mueven por los cinco continentes y hay que protegerlos tanto en el país como en el extranjero. Pero, en los EEUU, un nuevo proyecto de ley en el Congreso debilitará dichas protecciones existentes, poniendo en peligro la privacidad de los correos electrónicos, mensajes de chat y fotos en línea. A medida que el Congreso discute si adjuntar este proyecto de ley a otro proyecto de ley de gastos.

La Ley CLOUD (S. 2383 y H. R. 4943) otorgaría a la policía extranjera y estadounidense un acceso irrazonable a los datos durante las investigaciones transfronterizas. La Ley CLOUD podría permitir a la policía fuera de los Estados Unidos tomar datos almacenados en los Estados Unidos, y las llamadas telefónicas a través de los Estados Unidos, mientras que ignora las leyes de privacidad de los Estados Unidos. La policía extranjera podría solicitar datos sobre personas no estadounidenses que no vivan en los Estados Unidos, enviando esas solicitudes directamente a compañías estadounidenses. Durante esta recolección de datos, los objetivos de la policía extranjera inevitablemente se comunicarán con los estadounidenses. Si te estás comunicando con uno de estos objetivos extranjeros, entonces la policía extranjera a menudo puede compartir sus comunicaciones con el gobierno de los Estados Unidos. Entonces el gobierno de los Estados Unidos puede usar estas comunicaciones en tu contra, sin una orden judicial y sin notificártelo.

El Internet que conocemos hoy en día es posible debido a la Sección 230 de la Communications Decency Act.. La sección 230 protege a las plataformas en línea de la responsabilidad por los posibles discursos de sus usuarios. Sin la Sección 230, los medios sociales no existirían en la forma actual, y tampoco existirían los grupos sin ánimo de lucro y basados en la comunidad que sirven como vías esenciales para la libre expresión y el intercambio de conocimientos.

Si el Congreso socavara las protecciones esenciales de la Sección 230 al aprobar la The Allow States and Victims to Fight Online Sex Trafficking Act (FOSTA, H.R. 1865), muchas plataformas en línea se verían obligadas a imponer restricciones sustanciales al discurso de sus usuarios, censurando a mucha gente.

La versión de FOSTA que ha sido aprobada por la Cámara de Representantes, y se espera que se presente para una votación en el Senado en los próximos días, es un Frankenstein de una versión anterior de FOSTA y un proyecto de ley llamado Stop Enabling Sex Traffickers Act (SESTA). Aunque el nombre puede sonar atractivo, FOSTA no es necesario para luchar contra el tráfico sexual en línea. La legislación penal existente ya permite a los fiscales federales perseguir plataformas en línea que, a sabiendas, juegan un papel en el tráfico sexual.

Animaría a las plataformas a censurar a sus usuarios. Los sitios web administrados por organizaciones sin fines de lucro o grupos comunitarios, que tienen recursos limitados para vigilar el contenido de los usuarios, se enfrentarían a un gran riesgo. Algunas de las discusiones más probables de ser censuradas serían aquellas sobre las víctimas del tráfico sexual.

La censura no es la solución. Si te importa preservar el Internet como un lugar donde todo el mundo pueda reunirse, aprender y compartir ideas, es hora de luchar por su libertad.