Panamá te empuja a la aventura

La Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) pone en marcha la AdventureWeek Panamá el próximo 27 de mayo hasta el 3 de junio de este año. Un encuentro en el que compradores, medios y blogueros podrán experimentar por qué Panamá es uno de los mejores destinos de aventura del mundo.

Este evento es organizado por Adventure Travel Trade Association (ATTA) en conjunto con la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP). “El objetivo es generar mayor interés internacional sobre el potencial de turismo de aventura de nuestro país. Venir a Panamá es una experiencia única por la rica mezcla de biodiversidad, cultura, gente e historia que nos caracterizan” informó Ricardo Sandoval, director de planificación de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP).

panama_aventuraEl itinerario del evento se desarrollará durante una semana en el área de la Ciudad de Panamá y la región de Chiriquí, e incluye el último día una ronda de negocios (Marketplace) en el Hotel Bristol, donde los participantes se reunirán con proveedores locales de turismo para ofrecer recomendaciones sobre cómo mejorar la infraestructura del país para facilitar el turismo de aventura.

En la AdventureWeek Panamá participarán alrededor de 15 buyers de países como Estados Unidos Canadá, México, España, Alemania, Francia, Austria, Holanda y China; con el objetivo de para crear productos de turismo de aventura para viajeros que busquen este tipo de experiencias.

Los atractivos de Panamá, al alza

Panamá es uno de los destinos más interesantes para viajar en estos momentos. Y lo es por sus playas de arena blanca, por el mar azul-verde cristalino y por el verdor de las abundantes palmeras. Si viajas a tierras panameñas, podrás aprovechar para conocer una de las tribus indígenas más fascinantes de todo el mundo: Los Kuna te invitan a su paraíso llamado San Blas, una comarca en el noreste de Panama que abarca cerca de 400 islas.

Además, Panama también tiene montañas impresionantes. Llegando a alturas de hasta 3.500 metros sobre el nivel del mar, es como si de repente te hubieras trasladado a los Alpes suizos (de hecho una zona en Volcán se llama “Petite Suisse”).