Por favor, deja de buscar patrocinadores

Como siempre digo, en el peru no existen gamers, existen chupapingas. Desde que Marco Sifuentes y Oscar Soto inflaron a Fredy Sina aka SmAsh allá por el 2014 y me topé con el asco de la moderación de Dota 2 en ese mismo lapso de tiempo, ya esperaba que la mermelada con factura busque copiar el cochino modelo futbolero en los videojuegos. Esta es introducción necesaria para la segunda entrada del blog que hago sobre el emprendimiento (la primera la pueden leer acá), inicialmente lo tuve como comentario de Facebook pero vi más razonable extender lo dicho al inicio.

De las trampas en videojuegos a las trampas publicitarias.

Comienzo con Dota 2 porque la popularidad de este videojuego en el peru se debe no a la gran habilidad de sus jugadores, sino a dos temas mucho más oscuros, la impunidad y las apuestas. La moderación no sirve, hasta hice un meme burlándome que es el mismo problema con GTA Online donde ando actualmente, pero dejo un resumen aún más cachoso.

El KDA (kills/deaths/assists) lo dice todo.

Si los baneos funcionaran, hace rato que varios streamers y en especial los tres a continuación estarían fuera de Steam (y yo también debí estar fuera). Hasta SmAsh que está prohibido de participar en torneos oficiales por andar en partidas arregladas, sigue con las apuestas en dicho juego (para variar él y dos de sus patas recurrieron al fujimorismo para que los indulten XD).

Un momento, ¿Qué hace Bitel ahí auspiciando a un BANEADO?

Aquí es donde realmente comienza este artículo.

Evita consejos de quien te aconseja ser «influencer».

Un pseudoinformativo de El Comercio tirando flores a uno de sus chupapingas del rubro, Phillip Chu Joy, quiso vender la idea que debes tener contenido patrocinado porque los ingresos por publicidad pagan poco (fact), es decir que una marca te pague por hablar huevadas a favor de ella. Pero eso es un GRAVE PROBLEMA hoy en día y en varios rubros.

Volvamos al caso de SmAsh con Bitel para que se den cuenta. No solo es el hecho que el vietcong auspicie a un baneado por partidas arregladas, es un ISP que ha metido cabe a las conexiones de forma descarada y eso, apenas limitando los ejemplos al año pasado (porque hay más por contar), siendo el más grave el bloqueo al compartir internet (tethering).

Y eso es como proveedor de internet, que en Diciembre pasado «se hicieron un SmAsh» con el fraude del sorteo de aniversario de Bitel, que tenían ganadores ANTES del sorteo.

Por estas razones NUNCA, JAMÁS, PARA NADA, TE DEJES AUSPICIAR POR UN PROVEEDOR DE INTERNET, o estarás en la mira de esta página. Por eso también sonreí cuando en el pasado The International, Thunder Predator (hoy Thunder Awaken) terminó con la histórica marca de 16 derrotas consecutivas en la fase de grupos del torneo, al punto que lo compararon con otro gran perdedor de la Copa Libertadores. Thunder Predator fue auspiciado por Bitel.

Y hasta aquí ES EL RAJE A SOLAMENTE UN SPONSOR, porque limitándonos a telecomunicaciones podría hablar mucho peor de Claro o Entel (Movistar o España en general ya tienen su propio post).

Quien toma la mermelada con factura como camino (como sugieren los cpps Phillip Chu Joy, Marco Sifuentes, Victor Caballero y otros succionadores de carrera), que no se queje cuando las consecuencias les jueguen muy en contra. Y yo estaré ahí para lanzar la piedra.

¿Quieren consejos más sanos que el de este huevón jalado?

– Págale a un contador para que te asesore el tratamiento tributario de donaciones o suscripciones. Así puedes manejar los apoyos por transferencias o monederos electrónicos (léase Yape, Plin, etc.) en caso no te sientas apto para sitios como Patreon, Youtube, Trovo, Facebook, etc. y cuando crezcas el pasado no te perseguirá tan fácil. Resumiendo, comienza con donaciones o suscripciones, es menos rochosa esa forma de conseguir sponsor.

– Infíltrate en los temas que te interesan (así te dediques al streaming para videojuegos o porno, estamos hablando de monetización). Conoce lo que beneficia o perjudica a lo que te quieres dedicar, cosa que por el contrario esos chupapingas maquillan. Internet es un mundo volátil por los intereses corporativos, lo que un día se permite se prohibe al siguiente. No es por las huevas que haya comenzado este artículo hablando de Bitel y Dota, tampoco es por las huevas el raje a Facebook y Google por sus acciones de desmonetización.

– Ten una punta de lanza como tema principal, así no vendas nada te verán por lo que haces. Identidad le dicen. Cuando Phillip Chu Joy habla en forma hueca de «contenido de calidad», ese hueco se llena con el feedback que uno desea; a los doteros mostrados al inicio los siguen por las apuestas y el sadismo de verlos perder o hacer trampa (o sufrirlas), básicamente bufones, esa es su identidad. Si quieres dedicarte a los videojuegos, ¿Quieres hacer lo mismo que ellos? Porque seré cruel, DUDO DEMASIADO QUE QUIERAN VERTE POR TU HABILIDAD.

– Y si aun así quieres vender contenido patrocinado, recuerda con el sermón dado al inicio saber qué piedras no agarrar. La mejor forma de no malograr tu canal con los auspiciadores es cuando estos no toquen tu contenido (recordando una citación de Rick Falkvinge sobre los proveedores de internet). En vez de comerte el lag del internet de Bitel o Claro, si te vas a dedicar a videojuegos puedes irte por hardware o snacks (hasta que llegue la primera denuncia por maltrato laboral o ambiental), evita publicidad de software a menos que sea contenido muy de nicho.

Mike Masnick de Techdirt decía que «la publicidad es contenido, el contenido es publicidad», por eso importa guardar apariencias, cosa que no se puede decir de Phillip Chu Joy.

Uso el «gaming» como eje para un problema que aplica a muchos otros rubros, al punto que Indecopi tímidamente le echa ojo. Y por favor eviten a toda cosa usar el término «influencer», en peru es sinónimo de mendigo o chupapinga, además que solo se ve bonita la palabra patrocinador cuando uno/a es sugar boy/baby o cuando vendes dibujos porno de furros.