Sin tolerancia para un feminicidio más.

Irlanda Nava, estudiante de la Universidad Iberoamericana Puebla sufrió un intento de violación el pasado 13 de Marzo mientras iba de camino a la casa de una de sus amigas, que se encontraba cerca del gimnasio al que asistió esa noche. Según su testimonio, el hombre la llevó contra su voluntad hacia un terreno baldío y la golpeó en la cabeza con un ladrillo, ella luchó por quitárselo de encima y luego corrió con su amiga a pedir ayuda.

Estos hechos ocasionaron una inconformidad para la comunidad estudiantil de la universidad, que se organizó durante la noche del Jueves para manifestarse pacíficamente en los semáforos del Blvd. del Niño Poblano, justo frente a las instalaciones de la institución.

El proceso de planeación, como informó el rector, fue totalmente realizado por los y las alumnas de la universidad, quienes hicieron una carta dirigida hacia el mismo rector con la intención de pedir su apoyo para que el Gobierno del Estado de Puebla active la alerta de género para hacer más visible el problema.

Durante la mañana del Viernes 16 de Marzo, a las 9:30 los estudiantes se dirigieron a manifestarse, repartían folletos donde explicaban por qué se estaban manifestando y quitando a lo mucho dos minutos para los autos que pasaban. Se interponían entre los vehículos y el trayecto libre durante los semáforos en rojo y dejaban que volvieran a circular, estuvieron calmados caminando con carteles que protestaban por los actos cometidos contra una de las compañeras y no agredieron a la gente que iba dentro de sus vehículos.

Dicha manifestación duró únicamente media hora, ya que después el rector ofreció un discurso para los asistentes, donde les aclaró que abriría un espacio de tiempo para hablar sobre alguna solución que tuvieran en mente.

Manifestación en Ibero.