The Internet Is a New Kind of Prison, Blockchain May Set Us Free

7/3/2018 – Internet ha democratizado el acceso a la información de una manera sin precedentes en la historia, y a medida que conectamos a un número cada vez mayor de personas a la red, nos gusta fantasear sobre un mundo digital globalizado donde todos sean libres. Pero hay otra faceta de esta utopía digital, que sugiere que Internet podría convertirse en un nuevo tipo de prisión, una en la que se espíe nuestra vida y nuestras elecciones personales se vean influenciadas de formas que no conocemos. Los gigantes tecnológicos como Google y Amazon, así como los sitios de redes sociales como Facebook o Twitter, saben que la red mundial hizo de la información personal el producto más valioso. Ahora, algunos comienzan a pensar que no se debe permitir que este poder descanse en manos de unas pocas corporaciones, y están experimentando con nuevas tecnologías para ofrecer una alternativa.

La mayoría de los servicios en línea ofrecen protección de datos a través de acuerdos de privacidad. Pero cuando esta gran cantidad de información conocida como “big data” es controlada por un puñado de empresas, las cosas se vuelven problemáticas de todos modos, porque hay muchas maneras de violar su privacidad sin violar la ley. Las empresas pueden controlar las experiencias en línea de las personas de maneras sutiles, por ejemplo, mediante el seguimiento de los hábitos de navegación de una persona.

La solución, de acuerdo con un número cada vez mayor de startups cansadas de esta forma de control suave, es descentralizar Internet, que fue el objetivo de la World Wide Web en primer lugar. Una forma de hacerlo es a través del blockchain. Ya hay una serie de servicios de código abierto que quieren hacer que esto funcione. Estos se llaman aplicaciones descentralizadas o Dapps, donde cada registro en estas aplicaciones se almacena a través de un blockchain público y descentralizado. Un ejemplo es el navegador Blockstack, que se llama a sí mismo el “nuevo Internet” para aplicaciones descentralizadas. Blockstack permite a los usuarios acceder a Dapps que ofrecen servicios similares a la mayoría de las aplicaciones basadas en la nube disponibles en la internet tradicional.

Blockstack tiene un montón de estas aplicaciones en su sitio web, incluyendo un procesador de textos en línea llamado Graphite, un centro de salud personal llamado Afia, una aplicación de podcast y, por supuesto, una aplicación de cartera de criptomonedas. Funcionan como sus contrapartes en la internet tradicional, salvo que están descentralizados y encriptados para proteger la privacidad del usuario. (de Futurism)