Todo… por un chico

Everything, Everything

Nicola Yoon

306pp

Drama

Amazon

 

Madeline Whittier padece una enfermedad poco común que le impide dejar su hogar y así ha sido casi toda su vida, y hasta el momento ella podía vivir con ello, sin desear más, pero tras la llegada de Olly, su nuevo vecino, todo cambia y Maddie se da cuenta que la vida como la conoce ya no es suficiente.
El libro se lee rápido, sin que sea tedioso, pero mentiría si dijera que no esperaba más de este.
Tenía una vaga idea de la trama al empezar a leer (justo como me gusta) y esperaba grandes sorpresas, sin embargo se me hizo en cierta forma predecible.
No me gustó la forma en que se presenta la “enfermedad” de Madeline. Que si bien algunas cosas en la manera en que fue tratada podrían explicarse por el plot twist de la historia, otras se me antojaron sin sentido.
El desconocimiento de Maddie con respecto a la enfermedad que padecía y su aparente indiferencia a esta me parecieron hasta molestos.
Una de las cosas que menos me gustó del libro fue el momento de “rebelión” de Maddie y como ella no tomó medida alguna con respecto a su enfermedad antes de embarcarse en su “aventura”.
Es decir, a pesar de que ella parece resignada ante el cuál podría ser el resultado de su decisión, me parecería lógico el que hiciera algo para si quiera tratar de asegurarse el llegar a su lugar de destino.

Love is a terrible thing and its loss is even worse. (Yoon,2017: 242)

Y no voy siquiera a hablar de los cliché que abundan en la literatura juvenil ni en el constante uso del “enamoramiento” como única razón para dar un cambio a tu vida.
Por otro lado pienso que hubiese sido mejor enfocarse en la enfermedad de la madre, ya que allí residía en mi opinión el verdadero potencial de la historia.

2/5